No quiero que os lo toméis a mal

Os prometo que no escribo este post para herir a nadie. No quiero bajar a nadie del pedestal en que se ha encumbrado por ser finalista a unos premios en los que, por desgracia para ellos, tenemos a nuestro “personaje infiltrado”. No quiero zaherir con estas líneas a ninguno de esos que van contentos a una entrevista, por aparecer en una lista que, demuestra lo mismo de la profesionalidad de uno que aparecer en la lista de morosos de tu Ayuntamiento. No quiero, tampoco, que se entienda como un menosprecio a nivel personal a nadie que, por determinados motivos y ninguno objetivo, cree que es mejor que sus compañeros o, se considera imprescindible en su centro educativo. No va por ahí.

Fuente: https://twitter.com/maestradepueblo

Tampoco quiero que se me ofenda aquel que, para mantenerse en el candelero mediático, deba inventarse cada vez más cosas que sucedieron en sus escasos años como docente. No es mi intención ofender a aquellos que se creen que, por tener la certificación de una multinacional y pertenecer a un exclusivo club, saben más de tecnología que otros que no están ungidos con esas insignias. No os toméis a mal los ponentes de determinados cursos de formación mis ataques, siempre procedentes de la envidia malsana, frente a vuestra maravillosa capacidad de poder hablar de todo con afirmaciones que, al poco que uno lea algo de investigaciones científicas, se desmonta. No es mi intención quitaros el modus vivendi. Ni tampoco el impediros ganar esos eurillos que, seguro agradecen vuestras múltiples necesidades personales. O, simplemente, hundiros ese ego desbordante que, cada vez que exponéis algo, utilizáis. No, os prometo por lo que queráis, con fórmulas más o menos tradicionales, que jamás ha sido mi intención lo anterior.

Espero que no os ofenda que os diga que por aparecer en una lista de “mejores (…)”, la relación de esa aparición con vuestra faceta profesional es entre cero y ninguna. Tampoco lo es tener tropocientos seguidores en Twitter, aparecer en los medios vendiendo recetas mágicas o, simplemente, tener a auditorios listos para hacer alguna de las gilipolleces que habéis planeado. Ni el haber convertido vuestro blog en una página de venta de marca personal. No es malo montarse chiringuitos pero, por favor y sin acritud, sabéis bien que venderos y que os compren no demuestra nada de vuestra valía como docentes o profesionales relacionados con temas educativos. Además, como ya deberíais saber, no hay nadie imprescindible en este mundo y, tocando un silbato, aparecen miles capaces de hacer vuestro trabajo tanto o mejor que como lo hacéis vosotros. Sí, también se aplica a mí. Vale para cualquiera en cualquier profesión. Todos somos sustituibles profesionalmente y, esa realidad no quiero que os la toméis a mal.

Ya sé que algunos vais a quedaros con la idea preconcebida que teníais antes de empezar a leer este artículo. La verdad es que, al menos a mí, me preocupa que, tanto esas ideas preconcebidas como las mentiras de las que os intentáis autoconvencer, cuando habláis de ciertas cosas u os dais cierta importancia, estén calando tan hondo en vuestra personalidad. Incluso hay algunos que se inventan cartas de supuestos alumnos (tienen a cientos), opiniones de padres o manipulan, siempre desde el creer que es la verdad, lo que creen que sus alumnos piensan de ellos. No es malo tener imaginación. Eso sí, por favor, hacéroslo mirar. Siempre, claro está, desde el cariño y sin intención ninguna de que os lo toméis a mal. No es esa mi intención. Ni muchísimo menos.

No me apetece volver a dejar en manos de Google y sus anuncios el mantenimiento del blog. Así que si os apetece colaborar en mantener esto, ya sabéis…

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

1
Responder

avatar
  
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
1 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
1 Comment authors
Avaratar Recent comment authors

  Subscribe  
Notifica
Avaratar
Guest
Avaratar

Mírate el trastorno obsesivo que tienes. Que tú no fueras buen docente y tuvieras que dejarlo y que muchas familias y alumnos no te quisieran ni ver no quiere decir que a los demás les pase lo mismo. esa gente a la que críticas ama su trabajo y quiere seguir trabajando en la docencia sin refugiarse en ningún sitio.

You May Also Like