No es la calidad educativa, son los compañeros de pupitre

Los padres que eligen, libremente, matricular a sus hijos en determinados centros educativos, normalmente privados (con o sin concierto) alejados de su domicilio, lo hacen porque consideran que lo importante para sus hijos son “sus compañeros de pupitre”. Les da igual la metodología, que la ideología religiosa choque con la suya o que, yendo más lejos, sepan fehacientemente que van a estar más hacinados, tengan menos apoyo educativo, un nulo control en la contratación de los docentes o, unos malos resultados académicos en la única prueba que “iguala centros educativos”, denominada Selectividad.

Fuente: Facebook

Es por ello que hay algunos padres dispuestos a pagar y a hacer horas “al raso” (ellos o pagando a otros para que hagan esa cola -porque ellos tienen dinero o, suficiente dinero para explotar a terceros desfavorecidos-), para poder matricular a sus hijos en un centro privado que les va a permitir, en este caso, obtener un punto extra para entrar a un centro concertado (fuente). Van a pagar 450 euros al mes, más todo lo que les pidan, para conseguir un punto extra para entrar en un privado-concertado determinado. Un punto extra que, según cualquier ley, es ilegal porque premia tener dinero -y poder pagar esos euros- para entrar posteriormente en un centro subvencionado con dinero público (léase un privado-concertado). Esto de pagar una plaza subvencionada con dinero público no se sustenta por ninguna parte. Eso sí, así algunos padres consiguen que los compañeros de pupitre de sus hijos sean comme il faut. Hijos de familias con posibles, alejando con ese pago a todos los indeseables que, por proximidad, tengan la posibilidad de optar a ese centro subvencionado con el dinero de todos los ciudadanos. Por cierto, un centro educativo cuya calidad educativa, según las pruebas “comunes” que pasan sus alumnos, dista mucho de la excelencia. Sí, algunos padres no quieren mejor educación para sus hijos. Quieren mejores contactos para ellos. O, simplemente, que no les pongan a “indeseables” con sus hijos. No hace falta que os aclare qué supone “indeseable” para algunos padres pero, fácilmente os lo imaginaréis.

Estamos en una sociedad clasista que favorece, con dinero público, la segregación educativa. Dentro de nada vamos a observar cómo, habiendo tenido un sistema educativo que ha permitido que, en un mismo centro estudiaran hijos de familias de todo tipo, nos encontremos con familias capaces de moverse de barrio e, incluso siendo capaces de hipotecarse hasta las cejas, para conseguir que sus hijos no vayan con la “purria”. Y este futuro se vislumbra a corto plazo. Con centros públicos de primera y de segunda. Con centros privados-concertados para guays o más guays. Eso sí, todos esos padres desconociendo los estudios que hablan de las bondades, para sus hijos, de las aulas heterogéneas. Y, por desgracia, ayudando a crear varias sociedades dentro de una en la que deberíamos convivir todos.

La convivencia se rompe por creerse mejor que los demás. La convivencia futura por hacer creer a tus hijos que son mejores que los demás. El futuro de nuestra sociedad se va oscureciendo. Y empieza con estas pequeñas cosas a las que algunos, salvo cuatro como yo, no le dan importancia. Una importancia que sí tienen.

Es infinitamente peor la segregación por nivel socioeconómico que por sexo. Eso sí, la primera la está justificando mucha más gente.

No me apetece volver a dejar en manos de Google y sus anuncios el mantenimiento del blog. Así que si os apetece colaborar en mantener esto, ya sabéis…

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

10
Responder

avatar
  
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
4 Comment threads
6 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
5 Comment authors
Jordi MartíandresMadreJulio DenisEduardo Recent comment authors

  Subscribe  
Notifica
Eduardo
Guest
Eduardo

“para conseguir que sus hijos no vayan con la “purria” Frase escuchada, literalmente, a un inspector de enseñanza pública… Eso sí, después ese mismo inspector justifica que un centro público haga “experimentos pedagógicos” falseando resultados.
Otro día mencionamos a los docentes de la pública que llevan a sus hijos a la privada/concertada…

Madre
Guest
Madre

Yo he estudiado toda la vida en la escuela pública. Ahora soy profesora y me ha tocado trabajar en centros públicos y concertados. Llevo a mi hijo a un colegio concertado por varias razones: -conozco la metodología del centro ya que trabajé en él. -El porcentaje de inmigrantes en los colegios públicos que me corresponden por zona supera el 75% -los resultados académicos (selectividad) de los colegios publicos de mi zona son más bajos que los de los concertados, mejor no hablamos del abandono escolar, falta de escolarización en todas las edades, falta de adaptación, colaboración e implicación de las… Leer más »

andres
Guest
andres

Quitando lo de las oposiciones te compro todo lo demás. El gran problema de la educación pública es que pretende dar respuesta a todos pero teniendo a todos los chavales haciendo lo mismo y con recursos muy escasos para hacerlo. Por no hablar que a un porcentaje muy alto les da igual. Pero nadie quiere poner solución a eso.

Julio Denis
Guest
Julio Denis

Concretando la situación, los centro privado-concertados (con plazas públicas) escolarizan escencialmente alumnos favorecidos socialmente (nivel alto de estudios de los padres, trabajo de especialización alta de los padres y nivel del hogar alto), escolarizando la escuela pública los alumnos desfavorecidos socialmente (padres con estudios bajos y trabajo precario o de baja especialización.

http://usie.es/articulo-la-segregacion-social-en-el-sistema-educativo-espanol/

En general, la concertada escolariza un alumno desfavorecido por cada tres alumnos favorecidos. Y la pública al revés.

Madre
Guest
Madre

Por cierto, yo pago menos de 100 euros por un colegio concertado laico. Supongo que el precio variará según el colegio

andres
Guest
andres

Estoy de acuerdo hasta cierto punto con lo que dices pero el problema empieza en la misma educación pública, concebida desde la LOGSE como un “aparcaniños” donde da igual lo que hagan los “malos” que van a seguir estando allí. La heterogeneidad está bien mientras se pueda dar clase, recibir tu educación y que haya un ambiente de convivencia. Algo que no se da en miles de centros educativos públicos, por mucho que no quieras verlo. Si yo viera que mi hijo no puede recibir educación en condiciones y que no puede vivir “tranquilo”, no dudaría en hacer lo que… Leer más »

You May Also Like