Negacionismo tecnológico

Hace pocos minutos acabo de oír algo que ha afectado, aún más si cabe de lo habitual, a mis maltrechas neuronas. Una compañera de Claustro diciendo que la culpa del comportamiento de los alumnos de primero de ESO se debe a los móviles. Sí, una afirmación muy extendida entre el colectivo docente, que culpa a la tecnología (porque después también ha incorporado los portátiles a la afirmación anterior) de todos los males del sistema educativo. Algo que he bautizado como negacionismo tecnológico. Bueno, no tengo muy claro si renegar de la tecnología puede ser considerado como negacionismo pero, al no tener demasiada competencia lingüística, me permito dicha apreciación.

Fuente: http://lacienciaysusdemonios.com
Fuente: http://lacienciaysusdemonios.com

Resulta curioso, además, observar la relación que existe entre el profesorado que reniega de la tecnología con la competencia digital del mismo. Una correlación muy sospechosa. Bueno, según algunos dirían, una relación de causa-efecto espectacular. Sí, la gran mayoría de los docentes que encuentran pegas a la tecnología y achacan la culpa de todos los males educativos a la misma, normalmente son quienes menos competencia digital poseen. No lo dice ningún estudio. Es lo que observo desde hace tiempo.

Quizás podría compartir argumentos acerca del mal uso de la tecnología que, en muchas ocasiones, se da en las aulas. También podría argumentar a favor o en contra de lo adecuados que son unos dispositivos u otros para mi trabajo pero, lo que jamás puedo cuestionar a estas alturas es que la tecnología nos rodea por doquier. Y negarse a verlo manteniendo los centros educativos cerrados a cal y canto de la misma es cometer un error. Un error de consecuencias imprevisibles.

No todo es tan bonito. El uso de la tecnología puede llevar asociados problemas de diferente calado pero, por suerte, con obstáculos que no son insalvables. Porque, el único obstáculo insalvable es aquel que, por diferentes motivos, nos convencemos de que sea así. Y el obstáculo tecnológico se soluciona aumentando la competencia digital del profesorado. Como mínimo, si no se soluciona del todo, se palía.

El negacionismo tecnológico, demasiado extendido en nuestros Claustros, es algo que lastra el buen uso de la tecnología ya que, negarse a algo implica perder posibilidades de tener mejores herramientas para el aprendizaje. La tecnología en el aula no es un problema. El problema es negar la realidad tecnológica que nos rodea y aislar, entre muros y vallas cada vez más altos, a nuestros alumnos para que vivan una ficción puntual.

8
Responder

avatar
  
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
4 Comment threads
4 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
5 Comment authors
Jordi MartíPedro CastilloBitacoras.comJoselu (@olahjl)roblej Recent comment authors

  Subscribe  
Notifica
manueljesusf
Guest

Chapeau!!! O como se diga en inglés. Mi competencia en lengua extranjera es muy mala. ¡Qué no se den idiomas, por dios!, que quedo en ridículo día sí y día no.

roblej
Guest
roblej

Cita de Mercè Gisbert al canto: http://youtu.be/s5QdowGF7fI?t=29m

Joselu (@olahjl)
Guest

Lo cierto es que una cierta competencia digital lleva un esfuerzo mantenido de estar al día para no perder el tren. Entiendo que muchos profesores no la tienen y miran con desconfianza la progresiva tecnologización de las aulas. Yo soy un apasionado de la tecnología y la utilizo en el aula continuamente. Eso no quiere decir que a la vez no añore un tiempo distinto que lograba objetivos más hondos -sí más hondos- sin tecnología. Hubo un tiempo -que ya no es el nuestro- en que no existiía google, ni los ordenadores y el mundo funcionaba, y se investigaba, y… Leer más »

Pedro Castillo
Guest

Totalmente de acuerdo contigo, creo que es el complemento perfecto a la reflexión (muy acertada y compartida) de Jordi Martí… Además, y redundando en ese “peligro de superficialidad” con el que inevitablemente tenemos que lidiar, me preocupa el elemento de dispersión y fragmentación que introduce en los estudiantes (todavía inmaduros y con dificultades para gestionar su tiempo y para concentrarse con calidad) el hábito cada vez más extendido y a edades cada vez más tempranas, de usar el móvil, concrétamente el whatsapp, mientras están haciendo las tareas o estudiando en su casa. Me preocupa mucho de la calidad del aprendizaje… Leer más »

trackback

Información Bitacoras.com

Valora en Bitacoras.com: Hace pocos minutos acabo de oír algo que ha afectado, aún más si cabe de lo habitual, a mis maltrechas neuronas. Una compañera de Claustro diciendo que la culpa del comportamiento de los alumnos de primero de ESO se debe …

You May Also Like