Ahora que está tan de moda la publicación de listas de influencers educativos, innovadores flipantes, expertos en inteligencia emocional, eduinstagramers y tuiteros de rancio abolengo, siempre y cuando sean “personas/docentes de bien” y jamás suban más de un tono a la hora de decir ciertas cosas u obvien otras, creo que ha llegado el momento de escribir una lista de “malotes” de Twitter.

Fuente: Néstor Alonso (@potachov)

Sí, en Twitter también hay docentes a los que les importa una mierda salir en las listas, que no mencionan a tropocientos y al cabo cuando publican uno de sus proyectos “guays” o, simplemente, que trasladan un planteamiento horizontal a su uso de la red social del pajarito. Y no, a esos “malotes” no les importa que les llamen para dar cursos del INTEF, les llamen de Grandes Profes o, simplemente, salgan en una lista mierder, patrocinada por multinacional o entidad bancaria, que indique lo excelsos que son. Esto de escribir en Twitter sin pensar los réditos que uno obtiene ya es, al menos hoy en día, un mérito importante. Por eso creo que es necesario aplaudir a los que lo siguen haciendo y reconocer su labor.

Lamentablemente, no voy a dar nombres porque, curiosamente, a esos “malotes” se la suda salir o no aquí. Además, seguramente, van a obviar retuitear este post porque, a diferencia de otros que solo miran su oscilación de seguidores, a estos les importa bien poco saber si vienen diez o se van cien. No van a cambiar su manera de decir las cosas por ello. La misma importancia tiene para ellos los ránkings, que tanto están publicitando algunos, que los que supone una lista (sea realizada en forma cuantitativa o cualitativa).

Lo único que me gustaría preguntar a todos aquellos que escriben listas, se presentan a premios o, simplemente, acuden a determinados lugares patrocinados por empresas interesadas en cargarse la educación (hablo en general porque, al final, va mucho más allá de la tipología de centros en que se imparta o dónde se realice), es por qué después dicen que están en contra de PISA, de la clasificación de alumnos o de la segregación. A ver, que ellos están jugando a lo que dicen que no debe hacerse. Ya, lo sé. Uno es capaz de irse a rezar, por ateo que sea, con tal de pillar cacho. Solo hace falta ver a determinados políticos hacer méritos, después de haber trincado lo indecible, acudiendo bien vestidos e, incluso con mantilla, a rendir pleitesía a aquellos que prometen absolver de todos los pecados con unos padrenuestros. Dos mil años de marketing han dado para mucho.

Pero no nos derivemos del tema. Hay gente a la que les gusta el onanismo tuitero, el ser reconocidos o el poder trincar del asunto. Por ello hacen lo que hacen, se congratulan de determinadas cosas y, al final, intentan justificar lo injustificable. Lamentablemente para esas personas, tan amantes de su anatomía, su discurso se les desmonta ante cada nueva incoherencia.

Defender la horizontalidad en educación siempre va reñida con ciertas cosas. Y, a veces, es mejor no salir en la foto. Ya no digamos cuando para algunos el único objetivo es salir en ella.

No hay lista de “malotes”, pero sí que os recomiendo que, si defendéis la educación como una herramienta de mejora social, más allá de los números o de la clasificación del alumnado, intentéis trasladar esa defensa a todo el mundillo. En caso contrario, lo único que estáis haciendo es avalar un discurso en el que, por lo que se ve, todo se puede comprar, vender y taxonomizar. Eso sí, siempre desde vuestra libertad individual, sois libres de decir una cosa y hacer otra o, simplemente, decir que algo vale para otros pero no para vosotros. La libertad que no falte. Es bueno poder hacer lo que uno considere que debe hacer. Eso sí, al final son los hechos y no las palabras los que importan.

No es una batalla entre “buenos y malos”. Es otra cosa que he intentado explicar, con mejor o peor fortuna, en las líneas de este post. Un post ilustrado por una imagen rindiendo homenaje a uno, de los que para mí (en clave muy personal), siempre van a ser los referentes de mi red favorita.

No me apetece volver a dejar en manos de Google y sus anuncios el mantenimiento del blog. Así que si os apetece colaborar en mantener esto, ya sabéis…

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

0 0 vote
Article Rating

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

Subscribe
Notifica
guest
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x