Mi claustro no es la red

Este año estoy disfrutando de mi trabajo. Estoy en un buen centro con grandes docentes (a todos los niveles) y unos alumnos que más de uno envidiaría. Un centro con gran dotación tecnológica (portátiles para todos los alumnos, PDIs a tutiplén y equipos de sonido en prácticamente todas las aulas). Un centro donde gran parte de los recursos se hallan infrautilizados y, no por ello, la calidad de la docencia que se imparte disminuye. Un centro avanzado a nivel tecnológico pero con docentes que ni están en las redes sociales educativas ni se les espera. Un centro donde las ganas de hacer algo conjunto existen y, a pesar de ello, tampoco se ve en la necesidad del uso de las nuevas tecnologías como objetivo final (ni, en muchos casos, como medio).

Por tanto, en vista de lo anterior uno se puede llegar a plantear lo siguiente:

¿Los mejores docentes son los que se hallan en las redes sociales? ¿Los mejores docentes son los que ganan premios otorgados, en su mayor parte, por multinacionales? ¿Los mejores docentes son los que van a saraos educativos para encontrarse con los suyos? ¿Los mejores docentes son los que usan más las nuevas tecnologías?

Unas cuestiones que, a la vista de mi experiencia personal en estos primeros meses de curso (y echando la vista atrás a mis inicios como docente), me parecen poco o nada importantes. Ni por su planteamiento ni por lo innecesaria de su respuesta. Una respuesta que, en mi caso, se ha visto muy modificada y que me permite afirmar (a diferencia de postulados anteriores) que:

Mi claustro no es la red, aunque en la misma pueda estar de aprendizaje permanente

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notifica
guest
8 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Catbrush Threepwood

La red es un medio. Tu claustro está “en” red, de hecho forma parte de una red social llamada “personal docente” del Institut tal-tal. Lo que pasa es que tu claustro no libera contenidos, no genera debate, no interactua, no se retroalimenta con otros docentes que sí están en otras redes sociales que utilizan “la” red Internet. Sois una isla más en el vasto océano del business de la educación y el aprendizaje. Una isla “des”conectada a la que, según explicas, llegan inputs pero no genera outputs. Más o menos como pasaba antes de la “red”, que por otra parte… Leer más »

dfgr41

Respeto tu posición pero no la comparto , me fascina la red y es un mundo maravilloso donde aprender de otros

Anonymous

I agree with Catbrush!!!!

Boss Pettit

Amén!

Rosa

Yo creo que estar en un centro como el que describes y no estar, ni querer estar en las redes sociales es una contradicción en sí misma. No entiendo las reticencias de muchos compañeros a abrazar las oportunidades que nos brinda Twitter sin ir más lejos. Creo, humildemente, que se ha extendido una errónea percepción de los usos y fines que mueven a los que usan las redes. Me alegra saber que estás contento en tu centro, que estás rodeado de excelentes compañeros que desarrollan una magnífica labor docente, me ocurre algo similar este curso y reconozco que anima mucho.… Leer más »

[…] on http://www.xarxatic.com Compartir:Me gusta:Me gustaSe el primero en decir que te gusta. By Cacho Mazzoni • […]

nuria

Te comprendo. Mi claustro tampoco es la red….. y el centro en el que trabajo se parece al tuyo….. Estaremos en el mismo y no lo sabemos? 🙁

Octavio Soler

La respuesta a tu pregunta “¿los mejores docentes son los que se hallan en las redes sociales?” es, seguramente, no. El problema es que esa pregunta conduce a otras. ¿Porqué los mejores docentes no ven la necesidad de compartir sus experiencias en la red? ¿Por qué muchos de esos docentes sólo utilizan la red para buscar recursos y no compartir los suyos? ¿Sería posible estar de “aprendizaje permanente” en la red si nadie comparte nada? ¿Cómo podríamos comentar esta reflexión tuya sin pertenecer a ese claustro tan bueno?

8
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
Scroll to Top
0 Shares
Share
Tweet
WhatsApp
Email