Los ninguneados

La mediatización y los recursos no llegan por igual a todas las etapas educativas. Hay etapas que, por motivos ignotos, se silencian, se ignoran e, incluso, en ocasiones se difuminan como si no existieran en nuestro sistema educativo. Un sistema educativo abocado a hablar de Primaria y Secundaria, haciendo hincapié en los alumnos y profesionales que imparten/reciben enseñanzas en unos determinados niveles educativos mientras que otros quedan en el olvido más absoluto.

Fuente: Arturo Huichalaf Muñoz
Fuente: Arturo Huichalaf Muñoz

Resulta curioso que, habiendo miles de alumnos y docentes en Infantil, FP Básica, Ciclos Formativos (tanto de grado medio como superior), Escuelas Oficiales de Idiomas, Escuelas de Música, Conservatorios y Centros de Adultos, sean míseras las líneas que se dedican a hablar de ellos. Debates inexistentes acerca de sus necesidades. Jornadas y eventos que excluyen, de forma reiterada, las etapas anteriores por, supuestamente, no vender. Como dijo ayer Josep Miguel en Twitter, “en las escuelas de adultos no hay iPads… por tanto, no interesamos”. Ironía para referirse al nulo interés en unas enseñanzas y etapas educativas que, curiosamente, son prioritarias en la sociedad actual.

No entiendo ese oscurantismo en hablar de esas etapas. No me cabe en la cabeza que, por ejemplo, Infantil se considere por parte de muchos como una guardería cuando es la etapa inicial -de las más importantes para adquirir hábitos- de la escolarización de nuestros niños. No entiendo tampoco cómo la FP Básica -salida profesionalizadora para muchos alumnos que necesitan una vía más manipulativa- sea ignorada más allá de las discusiones estériles acerca de los títulos que pueden ofrecerse. Lo de los Ciclos Formativos ya no tiene nombre. La fábrica de profesionales por excelencia de miles de futuros trabajadores, en el olvido de la mayoría de planes educativos. Cómo mucho, alguna pequeña mención en las apariciones públicas de determinados responsables de la administración educativa pero, por desgracia, sin ningún tipo de acción que demuestre “cariño” hacia tan importante etapa educativa. Y, finalmente, los centros de adultos… esos grandes desconocidos para la mayoría de la sociedad que escolarizan, curso tras curso, a gran cantidad de personas adultas que quieren mejorar su formación básica. Una formación que, quizás en su momento no pudieron recibir y que, ahora, retoman. Sí, me he dejado de matizar la importancia de las Escuelas Oficiales de Idiomas, Escuelas de Música y Conservatorios pero, dudo mucho que nadie con un poco de sentido común, por poco mediatizadas y apoyadas que estén, pueda dudar que son pilares fundamentales en sus ámbitos de actuación.

Me da la sensación que, en ocasiones, hay etapas fantasma en nuestro sistema educativo. Amores de barra poco correspondidos y culpables de ser ignorados por estar, tradicionalmente, considerados como “amores de segunda”. Y eso es un error. No hay etapas de primera ni de segunda. Hay etapas educativas, cada una con sus necesidades específicas, que merecen ser tratadas al mismo nivel que otras que, parece, que sean las únicas que existen en nuestro sistema educativo.

Todo mi respeto y admiración a los compañeros de esas etapas, a los cuatro políticos que se ocupan realmente de ellas (porque, lamentablemente, no hay más) y a todos esos alumnos que existen con independencia que no sean visibilizados ni tratados, en ocasiones, con la importancia que se merecen por parte de muchos.

Dedico este artículo a todos los alumnos y docentes de esas etapas pero, me gustaría dar las gracias específicamente a Ramón Paraíso por servirme de inspiración con su último artículo. Un abrazo.

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notifica
guest
7 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Fíjate si te comprendo… que cuando alguien, alguna vez, se acuerda de los ninguneados de la educación sigue olvidándose de las Escuelas Oficiales de Idiomas.

Ramón Paraíso

Gracias por la mención y, sobre todo, por darle cancha en un espacio tan visitado como el tuyo a estas enseñanazas que, claro que sí, también son de primera. Por cierto, reconozco que comparto olvido y no suelo mencionar a las escuelas oficiales de idiomas, otro de los grandes ninguneados de la educación pública. ¡Y eso que he sido alumno durante algunos años y he aprendido mucho en mi EOI!

En fin, larga vida a los ninguneados! 😉

Un abrazo

raquel

Elegante

[…] i de professionals en aquest sector per tal de fer-la visible i, com diria Jordi Martí, deixi de ser menystinguda per la comunitat […]

[…] de encontrarme con unas charlas terapéuticas para hablar de lo mal que nos trata Educación, de lo ninguneados que nos sentimos por la comunidad educativa, de lo difícil que es sobrevivir año tras año, del poco apoyo […]

[…] Lejos de encontrarme con unas charlas terapéuticas para hablar de lo mal que nos trata Educación, de lo ninguneados que nos sentimos por la comunidad educativa, de lo difícil que es sobrevivir año tras año, del poco apoyo […]

7
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
Ir arriba
0 Compartir
Compartir
Twittear
WhatsApp
Email