Los defensores de la concertada deberían leerse la Constitución

Entiendo que haya una necesidad, por parte de algunos, de justificar la existencia de un modelo de escuela privada que, a diferencia de la escuela privada de fondos que es la pública, sirva para mantener determinadas prebendas de algunos. No me extraña que tengan millones de euros para publicidad y, menos aún que la tasa de segregación en nuestro país, conforme se van concertando cada vez más unidades y centros, esté incrementándose exponencialmente. Por cierto, no lo digo yo. Lo dicen los datos del MEC y todos los estudios que hablan de la distribución del alumnado por niveles socioeconómicos, necesidades educativas u origen. Lo que sí que me sorprende es que no haya nadie que haya denunciado a gran parte de estos centros por ser inconstitucionales. No es solo que deberían ser privados automáticamente del concierto (o sea, de dinero público para pagar a sus docentes y su mantenimiento). Es que deberían estar prohibidos.

Hoy, a la Ministra del ramo se le ha ocurrido decir en un acto de las Escuelas Católicas (que engloba más del 80% de centros concertados) que “la libertad de los padres para elegir tipo de centro no emana del artículo 27 de la Constitución” y, como siempre sucede cuando alguien rebate el argumento torticero que algunos usan para defender la existencia de centros privados-concertados (que van en contra de la pública -detraen dinero- y de la privada -le hacen competencia desleal-), el Secretario General Adjunto de Escuelas Católicas y Director del Área Jurídica de Fundación Educación Católica que, además es abogado, discrepa del asunto.

Fuente: Twitter

Nada, a ver si lo explicamos de una vez y desmontamos el tinglado. Es que ya empieza a ser hora…

El artículo 27 de la Constitución Española incorpora los siguientes puntos:

Fuente: https://www.boe.es/

En el primer punto se reconoce la libertad de enseñanza y, como combo en el sexto, se reconoce a las personas físicas y jurídicas la libertad de la creación de centros docentes, dentro del respeto a los principios constitucionales. He puesto en negrita la clave del asunto porque no voy a discutir la interpretación que hacen algunos de este artículo, si no que voy a ir a esto que, por lo visto, a algunos se les olvida mencionar: el respeto a los principios constitucionales.

Pues bien, dentro de la Constitución, existe el artículo 14 que dice lo siguiente:

Fuente: https://www.boe.es/

Habla de que no puede prevalecer discriminación alguna por razón de “sexo” o “religión”. Por tanto, el respeto a los principios constitucionales supondría que ninguna organización que segregue por sexo o tenga un ideario religioso que vaya en contra de los alumnos que puedan matricularse en esos centros educativos. En el caso de la religión, al tener alumnos procedentes de familias de múltiples confesiones, no podrían existir centros educativos católicos, musulmanes, judíos, etc. Y, en el tema de la discriminación por sexo, también haría imposible que existieran centros educativos para niños o niñas.

Ergo, si se aplicara la Constitución, mañana deberían cerrar todos los centros educativos (privados-concertados o privados puros) que tengan un ideario religioso o no permitan el acceso, con independencia del sexo de los alumnos.

Un detalle que seguramente algunos intentarán utilizar… claro que un centro católico puede ser elegido por alumnos de familias musulmanas, judías o ateas pero, el ideario que promulgan, junto con la existencia de simbología religiosa y determinadas actividades que se realizan “como centro”, atentan contra el cumplimiento de este artículo. Y esto es mucho más claro que esa interpretación interesada de “libertad de enseñanza”.

No me apetece volver a dejar en manos de Google y sus anuncios el mantenimiento del blog. Así que si os apetece colaborar en mantener esto, ya sabéis…

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

11 Responses

Deja un comentario