La verdad es que a uno le da la sensación que, a nivel de decisiones educativas tomadas por la administración en base al asesoramiento tipos y tipas que nunca han pisado un aula, justificadas bajo el paraguas de la pedagogía, nos están tomando el pelo. Yo ya no sé si nos toman el pelo o, simplemente es que son tan inútiles o tienen tantas ganas de hacerlo mal que, por desgracia, se atreven a hacer revivals de prácticas y programas que ya no funcionaron en su momento y que, al final, a los únicos que acaban mareando es a docentes, padres y a los propios alumnos. No, no me vale el uso de frases branding o mantras usados hasta la extenuación. Lo que me sirve son decisiones que sí afecten a nuestros alumnos para bien y que hayan sido consensuadas, como mínimo, con los docentes que están en las aulas.

Nueva inocentada macabra de la administración educativa catalana. Otra más en una administración educativa que se ha vendido a los intereses educativos de La Caixa y que, lo único que sabe hacer es reinventar la rueda o tomar prácticas fracasadas para volverlas a introducir en las aulas. Sí, ahora han decidido volver a cambiar el boletín de notas de los alumnos de Primaria al “progresa adecuadamente” logsiano. Algo que, incluso el gobierno, en el que fue Ministro de Educación Gabilondo -que de tradicionalista educativo no puede acusársele- tuvo que suprimir ante el despropósito que supuso ese invento que no entendía nadie. Sí, los padres no entendieron en su momento eso del PA (progresa adecuadamente) o del NM (necesita mejorar). Los alumnos tampoco tenían claro en qué consistía y ya no digamos los docentes. Eso de sustituir los insuficientes, suficientes, bienes, notables y excelentes por frases cuyo único objetivo era no traumatizar al alumno fue de traca. Un invento que duró unos diez años entre LOGSE y LOE. Un invento que, por cierto y curiosamente, fue abolido más rápidamente en Cataluña que en el resto de autonomías, por los mismos que ahora vuelven a defender su reintroducción. Una simple curiosidad 🙂

Fuente: http://www.zemos98.org

La evaluación no se arregla cambiando el sistema de calificación finalista. La evaluación se arregla informando a los alumnos y padres en todo momento, mediante documentos abiertos en la red a los que deberían poder acceder, en los que se exponga el día a día de sus hijos y algunas medidas que consideran que servirían para ayudarles. No, no me vale un PA o un NM. Para ello prefiero seguir con las notas numéricas y su traslación al rango que va del insuficiente al sobresaliente. Si queremos cambiar el sistema de evaluación hagámoslo bien. No usemos prácticas que ya fracasaron estrepitosamente y que generaron muchos más problemas que soluciones aportaron. Sí, se puede cambiar el sistema de evaluación mediante el uso de informes semanales (que no deben ser estandarizados y que deben escribirse, por parte de los docentes de forma muy clara e inteligible) que puedan ser consultados por los padres. Podemos cambiar el modelo de tutorías grupales por el de tutorías individuales llevando a los mismos alumnos el mismo tutor desde que entran en el centro. Podemos, incluso, convocar reuniones trimestrales con los padres y obligar a la asistencia a las mismas (sí, se puede hacer un decreto ley que obligue a las empresas, bajo sanciones económicas graves, a permitir a los padres una vez al mes a acudir a esas reuniones y, cómo no, obligar a los padres, también bajo sanciones varias, a que acudan a los centros educativos a que les expliquen la trayectoria académica de sus hijos). Podemos hacer muchísimas cosas para mejorar la evaluación, la transmisión de información y, al final, conseguir el objetivo último de mejorar el aprendizaje de nuestros alumnos. Eso sí, lo anterior no se consigue con decisiones pedagógicas de unos iluminados o la vuelta a clásicos que ya fueron infumables antaño.

La pedagogía moderna no progresa adecuadamente. Necesita mejorar porque, si no es así, no va a pasar de curso y ya sabemos que cada repetición nos supone una pasta.

Un detalle final... en la EGB ya, de forma experimental, algunos centros,de forma muy temporal, abolieron también las notas numéricas para usar ese tipo de calificaciones. Así que, por lo visto, el invento ya se ha probado y rehusado en dos ocasiones previas.

Fuente: https://www.facebook.com/yofuiaegb/

0 0 vote
Article Rating

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

Subscribe
Notifica
guest
4 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Almudena

Yo ya tuve ese tipo de notas en la EGB en los ochenta. Al final, traducíamos “Progresa adecuadamente” a “Notable”, “Destaca” a “Sobresaliente”… No, no supuso ningún cambio. “Necesita mejorar” era un cate, no lo veíamos como un eufemismo.

havanaklu

Jordi, hablas de “llevar a los mismos alumnos el mismo tutor desde que entran en el centro”. Creo que eso es un error porque, no podemos engañarnos, sabemos que no todos los maestros son igual de recomendables.

4
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x