La formación permanente del profesorado, un error de diseño

Uno de lo grandes/graves errores que presenta el reciclado docente es debido a su formación permanente (o de reciclado). Ese tipo de formación es aquella que un docente recibe una vez ya está incorporado a la docencia y, en principio, le habría de servir para mejorar su praxis y capacitación docente. Hay numerosos estudios/propuestas que hablan sobre la formación inicial del profesorado (aquella previa a la incorporación a las aulas, mediante másteres de dudosa calidad o cursos para el funcionario en prácticas, que no solucionan la falta de recursos con que se hallará el docente al encontrarse frente a sus alumnos) pero, lamentablemente, no creo que la formación inicial sea más importante que la formación continua a lo largo de la carrera docente (aunque esta afirmación pueda ser más o menos rebatible).

Sí, me reafirmo… ¡No creo en la formación inicial! (y mucho menos como está montada actualmente)

Una vez expresada, siempre con los necesarios matices (aunque la afirmación haya estado cargada de ímpetu y asertividad), mi posicionamiento respecto al tema de la formación inicial, volvamos al nudo del propio artículo y a algunos errores de diseño que se están cometiendo en esa formación permanente.

En primer lugar, es ilógico ofertar formación destinada masivamente al uso de herramientas (algunas de ellas obsoletas o de uso en aula más que cuestionable) cuando la necesidad primera es la capacitación y el dotar de recursos (no sólo tecnológicos) al docente en su entorno laboral.

Posteriormente, también nos podríamos llegar a cuestionar la cantidad de cursos y cursillos que se cursan de una manera errática por parte del docente, a falta de guía que les permita seleccionar el correcto itinerario formativo. No es raro ver a docentes que hacen un curso de OpenOffice básico, repiten con uno de Word 2003 (¡le hemos de dar trabajo al docente que lo imparte y no le vamos a obligar a actualizarse!), continua con una excursión micológica, acabando con un cursillo de magia y prestidigitación. Errático, certificable y auténticamente absurdo para su función docente. Lo más grave, es que lejos de la anécdota, es un caso de formación más habitual de lo que muchos puedan pensar.

Tampoco es raro ver esos “asesoramientos de centro” (modalidad cada vez más extendida en la que el propio centro expone sus necesidades de formación), donde para no perder esas horas que le corresponderían, propone a un docente del centro que lo imparta (para así ganarse unos eurillos) y, cuya temática está valorada a voz de pronto mediante una elección rápida por parte del equipo directivo (en algunos casos, con mucha suerte, se espera la opinión de algún miembro del claustro).

Otra de las casuísticas que también son bastante observables, son las decisiones de determinados docentes de apuntarse a cursos para crear material digital (porque lo han visto y les parece muy bonito). Ello no implicaría ningún tipo de problema si no fuera porque la mayoría de esos asistentes no sabe ni qué es, ni para qué sirve un material digital… y no hablemos de su uso o aprovechamiento en el aula.

Podríamos seguir ahondando en la miseria de este tipo de formación, hablando de los cursos montados por algunos asesores (de forma bastante poco ética, ya que se repartan para impartir ellos algunos cursos de los que ofertan me parece realmente grave), de la incompetencia de los órganos para gestionar planes de formación basados en itinerarios y con sentido (por mucho que algunas CC.AA. hayan establecido los mismos, no hay impedimentos reales para que el docente pueda saltarse el itinerario “recomendado”), de la inexistencia de evaluación de los mismos (y no entremos a las infumables hojas de valoración de los cursos de formación que acaban en los fondos de los cajones de los asesores -burocracia y más burocracia-), de la incapacidad (por los motivos que sean) de los CPR, CEPs, CEFIREs,… (o la denominación que se les haya dado) de establecer plantillas individualizadas de formación para los docentes que trabajan en los centros que dependen de ellos, de la inexistencia de registros informatizados y programas que ayuden/asesoren al docente para elegir su itinerario formativo, de la imposibilidad de evaluar capacidades adquiridas, etc.

Finalmente, tan sólo comentar (y a la vista de los hechos me remito) que la autoformación del docente (mediante el apoyo de una comunidad -que no se encuentra en cursos reglados-) está siendo la única capaz de crear y mejorar las capacidades docentes del profesorado (a nivel de nuevas tecnologías y mejora de praxis). Por tanto, ¿a qué esperamos para reformular esta formación “oficial” y reconvertirla en esa formación individualizada y guiada que tanto se necesita? O, ¿por qué si la realidad demuestra que la autoformación en comunidad es la que da un mejor resultado, no se intenta aprovechar por parte de la Administración ese camino?

26
Responder

avatar
  
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
17 Comment threads
9 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
13 Comment authors
Olmo AxayacatlJosep Miquel ArroyoDolors AlcántaraIvan PLLa formación permanente del profesorado, un error de diseño | A New Society, a new education! | Scoop.it Recent comment authors

  Subscribe  
Notifica
Mila Solà Marqués
Guest

Magnífica reflexión Jordi y me adhiero a la propuesta final de que seamos los profes quienes gestionemos nuestra propia formación -se reducirían costes e incompetentes- En materia educativa -como siempre- contamos poco quienes estamos a pie de aula. Un abrazo, Mila

trackback

[…] XarxaTIC […]

Emilio Quintana
Guest

La mayoría de gente usa la “formación” como forma de sacar puntos para promocionarse en baremos internos. Yo creo que ni siquiera han pensado en lo que planteas, su objetivo es “trepar”, y les han dicho que eso da puntos. Todo lo que dices es cierto, y acertado. No es infrecuente escuchar cosas como: “nos han dicho que hay que hacer formación, ¿qué hacemos?”. La primera chorrada que se le ocurra a alguien y que llene las horas, ya va bien. De este modo, es normal que las organizaciones se vayan enquistando en el absurdo. Como bien dice Mila, en… Leer más »

Javier G. Valdivia
Guest
Javier G. Valdivia

Comparto muchos de los síntomas que aprecias, especialmente los referidos a los planes institucionales de formación del profesorado y los organismos encargados de gestionarlos, que conozco bastante bien. No todo el monte es orégano desde luego y hay muchas iniciativas bien planificadas, aplicadas, seguidas y evaluadas que quizá no conozcas, pero el titular de la descoordinación e improvisación en la formación del profesorado es, seguramente, más cierto que falso hablando “a grosso modo” y con todas las excepciones pertinentes. Por otra parte, esa “autoformación compartida” que planteas es un poco lo que ocurre ahora: hay una oferta formativa al alcance… Leer más »

trackback

Información Bitacoras.com…

Valora en Bitacoras.com: Uno de lo grandes/graves errores que presenta el reciclado docente es debido a su formación permanente (o de reciclado). Ese tipo de formación es aquella que un docente recibe una vez ya está incorporado a la docencia y, e……

trackback

[…] La formación permanente del profesorado, un error de diseño Uno de lo grandes/graves errores que presenta el reciclado docente es debido a su formación permanente (o de reciclado). Source: https://www.xarxatic.com […]

Pepe Lozano
Guest

Coincido en que la formación inicial es desastrosa y responde a otros intereses muy lejanos a la escuela. Añado que el acceso a la función pública no selecciona a las personas mejores para el desempeño de la función docente. Centrándome en la formación permanente, trabajo como asesor actualmente, creo que debo puntualizar determinadas cuestiones. La formación no debe ser nunca obligatoria. Eso no garantiza absolutamente nada. Lo que debe ser obligatorio, llevo años diciéndolo, es un excelente ejercicio profesional. La asistencia de forma errática a actividades, que comenta Jordi, afortunadamente va desapareciendo, cierto es que muy lentamente. Formalizar las comunidades… Leer más »

trackback

[…] La formación permanente del profesorado, un error de diseño Uno de lo grandes/graves errores que presenta el reciclado docente es debido a su formación permanente (o de reciclado). Source: https://www.xarxatic.com […]

Diego
Guest
Diego

Hola, Comparto los comentarios tanto de Javier como de Pepe e insisto en que no puede seguir llegando profesorado sin la formación inicial adecuada y en la idea de que la oferta formativa (permanente) está (buena, regular y mala, de todo hay), pero da exactamente igual que tooooda la oferta formativa fuera estupendíííísima si el profesorado no tiene ningún interés en realizarla, aplicar lo que se aprende durante la misma y evaluarlo. Así que lo primero que hace falta es la evaluación de las prácticas del profesorado, en función de la misma organizar la formación necesaria y después de aplicar… Leer más »

teclaiguix
Guest

Me quedo con todo: más verdad que un santo. Pero, me voy a fijar en la falta de itinerarios de formación continua y que, ademas, debería ser propuesta institucionalmente… ¡No, hombre, nooo! ¿Desde cuándo la Administración conoce ninguna necesidad de nada y aplica programas sensatos y adecuados? Las empresas ” normales”, las que tienen que “ganar dinero” como principal objetivo, hacen que sean los mandos de cada Departamento quienes propongan las carencias de formación de sus equipos para, a partir de estas necesidades, elaborar unos Planes de Formación útiles para su organización, tratando de salvar el gap existente entre competencias… Leer más »

eduideas
Guest

Totalmente de acuerdo. Y las asesorías, aunque las dé alguien de fuera, no suelen incidir en el centro porque no se parte de sus necesidades. ¿Qué quieren algo de tics? Marchando paquete de herramientas ¿No saben programar por competencias? ¡A la rica presentación teórica sin relación con sus programas reales! Etc Etc

José María
Guest

Jordi, comparto plenamente tu preocupación por la formación del profesorado y también buena parte de las situaciones que denuncias. Aunque a su vez creo que en la actualidad tenemos en nuestras manos la posibilidad de introducir cambios relevantes tanto en la Formación permanente como en la práctica docente de quienes participan en ella. Mi experiencia el curso pasado coordinando una Formación en el IES El Palo, mi centro, ha sido bastante esperanzadora. Hay quien opina que la motivación de buena parte de los participantes en esta formación tuvo que ver con el miedo a enfrentarse a una nueva realidad: la… Leer más »

trackback

[…] La formación permanente del profesorado, un error de diseño […]

trackback

[…] La formación permanente del profesorado, un error de diseño Uno de lo grandes/graves errores que presenta el reciclado docente es debido a su formación permanente (o de reciclado). Source: https://www.xarxatic.com […]

Ivan PL
Guest

Estoy totalmente de acuerdo con las reflexiones, siempre teniendo en cuenta el peligro de generalizar, ya que por suerte hay quien, los menos, hace bien su trabajo. Estoy hablando de gente cuya misión es coordinar la formación permanente en este caso. Resumo brevemente un caso: A través de el foro de EF efasturias.com un nutrido grupo de foreros, todos ellos profesores de educación física llevan 2 años “quedando” un viernes al mes para compartir experiencias, materiales, conocimientos y estrategias. Un número variable entre 20 y 30 profesores se benefician y mejoran su práctica aprendiendo de compañeros y sus respectivas experiencias.… Leer más »

Dolors Alcántara
Guest

Hola, comparto las críticas al sistema de formación permanente del profesorado del que he sido usuaria y consiguientemente frustrada en mis expectativas, incluso cuando, como coordinadora pedagógica de un centro de secundaria, tuve la oportunidad de proponer al CRP un par de cursos en forma de asesoramiento específico al centro en coherencia con sus necesidades y su PEC. Por una parte, los formadores pasaron de las necesidades que se les había comentado que existían y ofrecieron el pack que ya tenían preparado sin más. Incluso le dieron un barniz de participación a los asesoramientos, barniz meramente, ya digo, pues siguieron… Leer más »

Josep Miquel Arroyo
Guest

Qué tal? Comparto buena parte de los comentarios de tu post. A mí me gustaría hacer especial hincapié en que la formación empieza por uno mismo. Y sin esta voluntad de mejorar en la profesión, creo que no hay nada que hacer, por más oferta que haya. Esto me lleva a conectar con ese estado de ánimo que muchos profesores ya han adoptado como rol, y personalmente, creo que como problema añadido. Es lo que más o menos se ha comentado de que la mayoría de centros realizan formación para pasar el rato, echar unas horas sin hacer papeleo, para… Leer más »

Olmo Axayacatl
Guest

Me ha parecido bastante interesante el artículo. No soy docente pero en un futuro no muy lejano esta dentro de mis planes serlo, y debido a que a lo largo de mi preparación escolar me han tocado muchos profes que realmente no estaban preparados para ello, por la razón que fuese priorizando falta de actualizaciones y creatividad. Por ello he decidido ahondar por mi mismo dentro de este sector, para conocer y estar preparado de antemano, pues ni hoy en día no solo importa lo que sabes, si no la manera de transmitirlo. Saludos

You May Also Like