La docencia online NO funciona para el alumnado de etapas obligatorias

Como veo que por Twitter algunos no han entendido mi afirmación y se piensan que, simplemente, se trata de una afirmación destructiva, me veo en la necesidad (incluso que solo sea para consumo propio) de explicar un poco esta afirmación. Ya sabemos todos que, en la red del pajarito -o en cualquier otra-, los debates se acaban derivando hacia cuestiones que nada tiene que ver con el planteamiento inicial.

Fuente: Freepik

Por eso voy a desarrollar un poco, si me permitís, la frase para contextualizarla. Un contexto que tiene mucho que ver con la situación actual. Una situación extraordinaria que, en pocos días, ha hecho saltar por los aires todo el modelo educativo. Nadie se lo esperaba. Ni alumnado, ni docentes, ni familias ni tampoco, esa administración de la que todos acabamos, en cierta manera, formando parte.

No ha habido alfabetización digital de docentes en los últimos tiempos. Los proyectos TIC se han basado en el reparto de portátiles (léase Escuela 2.0 con todas sus variantes), creación de bancos de recursos que nadie se encargaba de revisar (Procomún y el extinto Agrega), plataformas virtuales que jamás contaron con apoyo global (ni por parte de los docentes ni, salvo excepciones, por parte de la administración) y un repertorio de ideas de café, copa y puro. No, os prometo que no quiero echar la vista atrás ni hacer recriminaciones a nadie. Nada más lejos de mi pretensión al recordar estas cosas. Simplemente es una cuestión de poner las cosas en contexto.

Y si añadimos a lo anterior la falta de competencia digital de gran parte del alumnado (¡no son nativos digitales!, a ver si nos lo tatuamos a fuego), amén de una falta de autonomía por culpa de una sociedad cada vez más “caldosa” (creo que entenderéis el concepto usado), ya tenemos una mezcla explosiva para la situación actual.

Ahora, de un día para otro, cientos de miles de docentes han salido a patadas de su zona de confort. Una zona en la que lo hacían bien y tenían sus estrategias para fomentar el aprendizaje de su alumnado. Docentes desconcertados, pendientes de una situación sanitaria incierta y que, por una presión desconocida (bueno, todos sabemos que la presión es pensar que el resto de sociedad los va a ver como unos vagos) se han puesto a trabajar creando materiales, aprendiendo a usar determinadas herramientas, haciendo vídeos, etc. como si no hubiera un mañana. Jornadas maratonianas en las que todos han acabado agotados. Bueno, salvo aquellos que, no se sabe el motivo, solo tienen interés en alardear lo bien que les va, lo competentes que son sus alumnos, las horas que le dedican al trabajo o, simplemente, reprochar a los demás que sean unos inútiles en el modelo online. Esos yo supongo que tienen un problema pero, como llevo diciendo estos días, no es el momento de broncas ni debates estériles.

Las familias están desconcertadas. El alumnado no tiene ni idea de qué hacer ni cómo hacerlo. La administración, que jamás se había enfrentado a un reto así, va sacando cosas lo más rápido que puede (a veces no del todo contrastadas pero, las prisas es lo que tienen). Y la casa sin barrer porque, al final, nadie se plantea lo fundamental: las clases online NO van a funcionar para un porcentaje muy elevado de alumnado. No van a funcionar por mucho que las vistamos de maravillosas ni que digamos en voz alta lo bien que nos va. No es cierto. Puede haber algún día en el que funcionen pero, en líneas generales a ese alumnado de esas edades no les funciona. Y de un día para otro no se cambian las cosas ni se aprende a dar clase online. Ni tan siquiera aquellos que ya tenían un método mixto van a conseguir que todo les salga bien. Es todo mucho más complicado. Algo que saben perfectamente todos los que, en algún momento de su vida -y ya con una edad y conocimientos- han estudiado online.

Ahora toca hacer lo que se pueda. Nadie está preparado para la situación. No es cuestión de hacer apología de “qué guay que soy y cómo me lo creo” porque, aparte de no ser cierto, hace daño a los docentes que saben realmente qué está pasando y no lo manipulan. La situación es muy complicada. Saldremos de ella. Ahora lo importante es no romperse. No se trata de crear materiales como locos. No se trata de realizar jornadas interminables. Se trata de intentar acompañar al alumnado y a sus familias (tan perdidas como ellos y vosotros) y procurar que, como mínimo, sepan que estáis ahí.

Un abrazo a todos y, sinceramente, os felicito a la mayoría de los que estáis en el aula (ahora convertida en virtual) porque sé que os lo estáis currando. Y no poco. De ésta salimos.

No me apetece volver a dejar en manos de Google y sus anuncios el mantenimiento del blog. Así que si os apetece colaborar en mantener esto, ya sabéis…

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notifica
guest
22 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Iñaki Murua

Algunos tenemos ya tanta edad que estudiamos a distancia antes de esas “nuevas tecnologías” y el online. Lo del conocimiento, no sé, pero experiencia bastante como alumno. Por ejemplo, experiencia de sentirse solo.

Hola Jordi. Quisiera compartir en tu entrada, si me lo permites, los datos de participación de mis alumnos de esta segunda evaluación, en una moodle activa desde el inicio de curso en 2º de ESO y un canal de Telegram bidireccional: 2º ESO Z — 20 ALUMNOS/15 EN TELEGRAM/8 EN MOODLE* (ACTIVOS) 2º ESO Y — 27 ALUMNOS/27 EN TELEGRAM/19 EN MOODLE (ACTIVOS) 2º ESO X — 25 ALUMNOS/19 EN TELEGRAM/6 EN MOODLE* (ACTIVOS) Después de esta primera batalla con la formación online en esta suspensión de clases presenciales, ganarían los métodos más adaptados a los dispositivos móviles (classroom y… Leer más »

Óscar

Si te crees un ejemplo por admitir todas esas tecnologías, te ánimo a que lo reevalues. Si la enseñanza consiste en dar una charla y resolver las dudas de los alumnos, ¿Por qué no se graba un vídeo una vez y nos ahorramos repetir la charla cada año?. La enseñanza es una experiencia y no solo una transmisión de información. Los buenos profesores no pueden ser sustituidos con la tecnología, porque la experiencia remota no es igual que la experiencia en clase. ¿Que prefieres ir a un concierto de tu grupo favorito o experimentarlo de forma remota?. Cuanto más necesario… Leer más »

Juvenal Padrón Fragoso

El problema de la utilización eficaz de las TIC en los procesos de enseñanza y aprendizaje no tiene su origen en la excepcionalidad de la situación que vivimos. Con anterioridad se puede observar que su integración en las aulas se ha hecho mal. Se presentaron como medios que podían dar respuesta a los problemas pedagógicos, cuando en realidad es la pedagogía la base en la que podemos encontrar las respuestas adecuadas para esa integración. Las TIC en si mismas no proporcionan un efecto didáctico en el aula si no las revestimos de la necesaria reflexión pedagógica que responda a las… Leer más »

Suso Martínez

Eso será en parte por el currículum intensivo y desligado de la realidad que tenemos actualmente. Pero quizás ese no sea el único problema. En el centro donde trabajo estamos desde hace años con plataformas digitales y, lo cierto es, que los alumnos están desde el primer día están trabajando sin problema y con un seguimiento diario bastante controlado. Quizás sea misión del profesorado y, por supuesto, con ayuda del estado que, aunque el currículum no esté muy por la labor, trabajar con el alumnado en esta vía. Es triste que lo diga yo, pero aún hoy en día hay… Leer más »

Marta Adell

No sólo se llama nativos digitales a niños y niñas que no tienen ni idea aún de cómo manejarse bien con un ordenador y cuyo conocimiento depende en gran medida del conocimiento de sus padres y madres, sino que, además, todas esas empresas en el negocio del diseño de herramientas, recursos y juegos requieren registro previo. Ahora, de verdad tenemos que abrirle una cuenta de correo electrónico a una persona de 8 años para que pueda jugar la partida de Quizizz que su profe de inglés ha organizado para amenizar una clase por Skype (la peor de las herramientas para… Leer más »

Carme

Comparto

Francisca Rodríguez Maqueda

No se debe generalizar pero es precisamente lo que voy a hacer. Todos hemos visto imágenes tercermundistas de aulas improvisadas en una barraca o en medio de un descampado con niños descalzos. Yo he aprendido de ellas que donde hay un maestro que quiere enseñar y, lo que es más importante, un alumno que quiere aprender, ahí hay una escuela que funciona. En el salón de mi casa, me alegra decir, hay una escuela que funciona.

Óscar

Jajajaja, efectivamente has reflexionado sobre lo que el artículo habla. Es como si yo ahora comentará tengo un camión rojo. Los alumnos de tu salón no tienen que vencer el obstáculo de la distancia profesor alumno. Tu solución propuesta para educar en estos momentos de confinamiento por coronavirus no puede generalizarse a todo el alumnado. Por otro tu comentario en lugar de promover la colaboración mutua para que la sociedad en su conjunto resuelva este reto con el que se ha encontrado, lo que anima es a que cada uno busquemos una solución sin pensar en los demás. Si todos… Leer más »

Pablo E.

Es tu opinión, pero la universalizas, no la apoyas con datos, referencias o estudio alguno. Me parece bien como opinión, pero me aporta poco, pareciendo que sientas cátedra la verdad.
Saludos.

Rubén

Totalmente de acuerdo, yo me he lanzado de cabeza y como bien dices, existen perfiles que no van a avanzar, que se van a quedar un día antes del cierre de centro, bien sea por mi falta de experiencia online, falta de competencias que no hemos trabajado en los alumnos, falta de recursos… Al final quién paga la factura es este cambio son nuestros clientes, ahora los alumnos e inevitablemente, luego, nuestra sociedad.

Javier

Suelo estar de acuerdo contigo, a menudo, a veces más, a veces menos. Está es de las que más. Conozco todo lo que comentas, esfuerzos a medias, mal financiados por las administraciones y basados, casi siempre en la inacabable buena voluntad de los docentes. Pasar un sistema presencial a uno no presencial de esta manera sin costes es imposible. Para los docentes, para las familias, para los estudiantes. Un docente no puede gestionar a 150-300 estudiantes en no presencial. Y no hay ninguna coordinación docente, centro, alumnado, familia. No en este sentido. A mí me está funcionando a medias sólo… Leer más »

María Teresa Sierra

Quiero manifestar mi apoyo a todo lo que dices. Soy una docente jubilada, que ya en los años 80, con muchos compañeros, luchamos con la administración cuando “no consideraban necesario introducir ordenadores en la enseñanza”, por lo que no reconocían las horas de informática, así que, no sabes cómo te entiendo. Desde que estalló todo esto llevo diciendo que no existe enseñanza online real en ninguna parte, y me contradicen argumentando que en los cuatro años que llevo fuera todo ha cambiado. No es verdad, y lo siento, porque veo que una vez más los profesores seremos, y me incluyo,… Leer más »

Maribel garcia

Por que en silicon valley no utilizan ningun medio tecnologico en la docencia de los niños? No se. Me dio que pensar un documental frances sobre la adiccion a las pantallas.

22
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
Ir arriba