La doble moral

Fuente: http://www.shutterstock.com
Fuente: http://www.shutterstock.com

Hoy es un día de esos grises típicos de otoño, como el cielo de esta mañana, como el frío que quiere llegar pero se resiste a quedarse. Hoy es uno de esos días que el  color grisáceo del cielo se mezcla con los nubarrones que asolan mis pensamientos. En definitiva,  hoy es uno de esos días que maldigo haber oído o leído frases como:

  • Sal de la zona de confort … ¡lánzate!
  • ¡Arriesga …!
  • ¡Innova!
  • ¡Crea …!
  • Utiliza las TIC como herramienta principal no como algo puntual…
  • Los libros de texto no son la biblia …
  • Si no entras en la web 2.o estás fuera …
  • Busca en las redes sociales, comparte, conoce nuevos docentes…

Pero por encima de estas sentencias, sobre todas ellas,  hoy es un día de esos grises, en los que lamento haber decidido abrir la ventana a Twitter, a los cursos de formación online, a las lecturas de libros educativos, a conocer docentes… Lo lamento porque me ha  permitido, día a día, descubrir nuevas formas, nuevas metodologías, nuevas herramientas,…, en definitiva, aprender. ¿Y que conlleva todo ello? Pues evidentemente salir fuera de la zona de confort o vivir en la DOBLE MORAL.  ¿Era yo feliz hace unos años cuando desconocía todo este mundo, cuando la única realidad existente era la que había vivido como alumno o como compañero de otros docentes cercanos?

Vivir en la doble moral significa que vives en la incertidumbre. La sensación  de no sentirte bien hagas lo que hagas. Si haces actividades nuevas, te sientes mal porque eres el bicho raro de la escuela, estás expuesto a alabanzas pero mucho más a críticas y a  incomprensiones. Los alumnos se sienten incómodos porque no dominan la situación , te equivocas y pierdes el rol de persona que lo sabe todo. A menudo pierdes más los nervios porque ves que lo que habías pensado no acaba de funcionar, dedicas muchas horas a preparar actividades que luego puede ser que resulten un fiasco, no acabas nunca el libro de texto, haces menos contenidos y, te alejas de la meta que supone acabar el currículum…

Pero si no haces nada, si sigues siguiendo el libro y dando clases magistrales, te sigues sintiendo mal porque estás convencido de que el mundo fuera de la ventana de la zona de confort es más coherente con el mundo que vivimos, es más significativo para los alumnos, es más útil para su aprendizaje, más motivador, en definitiva mucho más real y acorde con sus necesidades, sus futuras competencias o prioridades.

Pero, hoy  no deja de ser uno de esos días grises. Confiemos que mañana salga el sol y pueda de nuevo abrir la ventana y dejar entrar el aire fresco del otoño.

11
Responder

avatar
  
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
6 Comment threads
5 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
6 Comment authors
» Zona de confortjoanPaola FigueroaIsabel P.jmartincardoso Recent comment authors

  Subscribe  
Notifica
Chujes
Guest
Chujes

Te vengo leyendo hace años, aunque nunca había comentado antes. Pero es que hoy, cuando he leído tu post, me he visto totalmente reflejado. Así es como me siento ahora mismo. Y me alegro de no ser el único. Habrá que seguir peleando, no?

joan
Guest

Buenas Chujes says!

Gracias por tu comentario, aunque te he de decir que llevo sólo un año escribiendo alguna vez en el bloc de Jordi y supongo que tú habrás leído muchos artículos de él (muy buenos por cierto)
Pues tienes razón, no nos queda otra que seguir, como decía muy bien Alfred, el mayordomo de Bruce Wayne en la saga Batman: ¿Por qué nos caemos? para volver a levantarnos.
Además, hoy ya hace un sol despampanante…

Livia
Guest
Livia

Me ha encantado este post. Este año por primera vez soy profesora de Matemáticas en un Instituto. Vengo de estudiar dos Másters y muchas lecturas y MOOC’s sobre el proceso de E/A…vamos mucha teoría. PEro sobretodo convencida que las matemáticas deben darse de otra manera. Esta semana me topé con la fórmula del caramelo en 4to de la ESO y también en Bachiller (la fórmula del caramelo es para dividir fracciones) Intento dar explicaciones lógicas, fundadas en las matemáticas pero lo que funciona es darles métodos mecánicos…Sólo llevo 1 semana en funciones, no he tirado la toalla, pero las dosis… Leer más »

joan
Guest

Buenas Livia!
Gracias por el comentario.
En primer lugar, bienvenida al magnífico mundo de la docencia, lleno de días grises pero también de soleados y gratificantes.
Uno de los principales problemas y males de la educación es la saturación de contenidos, mucha paja metida en el currículum que hace totalmente inviable llevarlo a cabo si quieres que tus alumnos aprendan significativamente..
Muchos ánimos, necesita la educación gente que de mas importancia al proceso que no al producto final, porqué es en el proceso como realmente se aprende.

jmartincardoso
Guest
jmartincardoso

Hola Jordi,

acabas de alegrarme el día. Estaba frente al ordenador preguntándome por qué y para qué seguir con tantos proyectos adelante. Leo tu entrada y se me ha colocado una sonrisa en la cara. Habrá que seguir luchando.

Un saludo. Jesús

joan
Guest

Hola Jesús!
Gracias por el comentario. En primer lugar aclararte que soy Joan, un colaborador del magnífico bloc de Jordi.
Pues si, hay días así, pero por suerte duran poco y se van las nubes y días como el que hoy tenemos que hace un sol magnífico.

Isabel P.
Guest
Isabel P.

¡Vaya! ¡qué bien lo has expuesto! Justo así es como me siento yo también; y si yo no soy la única… eso significa… que no soy un bicho tan raro! Gracias, ya me siento un poco más feliz en este gris día de otoño! smile

joan
Guest

Hola Isabel!
Gracias por el comentario!
Esto es lo bonito de escribir en un bloc y de leerlo, que te das cuenta que no estamos solos y que los docentes quien más quien menos siente y padece de la misma manera.
Y tranquila, que en los días de otoño, el sol acaba apareciendo tarde o temprano.

Paola Figueroa
Guest

Un gran abrazo solidario y compañero de este lado del atlántico, donde estoy más o menos igual, “remando en el dulce de leche” como decimos x aqui, pero remando al fin cariños

joan
Guest

Hola Paola!
Gracias por el comentario, soy un enamorado de estas tierras. Me encanta esta expresión, y tienes razón no hay que parar de remar, porqué saldrá el sol un día o otro.

trackback

[…] . La doble moral […]

You May Also Like