Gabilondo, las TED y los docentes que aplauden con las orejas

Metiéndome, como no podía ser menos, en camisa de once varas en otro post de esos que mezclan churras con merinas. Hoy a la palestra el exministro, las TED y, como no, las orejas de muchos docentes que se empeñan en aplaudir porque están dotadas de vida propia. Empecemos por Gabilondo. Bueno, mezclemos al personaje camuflado en político con esas charlas rápidas de expertos ante una audiencia a base de gintonic. Porque, no lo olvidemos, las TED son un espectáculo. Un espectáculo a base de oratoria, rapidez y, como no, capacidad de vender en un período relativamente corto de tiempo.

Fuente: http://sobrecuriosidades.com/
Fuente: http://sobrecuriosidades.com/

Gabilondo habla muy bien. Habla bien, me gusta escucharle e, incluso, reconozco que está dotado de gran inteligencia. Inteligencia que no tuvo al frente del Ministerio de Educación. Un paso, por cierto, sin pena ni gloria por uno de los Ministerios que siempre tiene entretenidos al personal. Bueno, con Gabilondo, ni eso. Un personaje gris. Sin éxitos y sin fracasos. Inanición en grado superlativo. ¿Alguien sabe qué hizo Gabilondo como Ministro de Educación? Por cinco euros, díganme las actuaciones reales de Gabilondo en esos años. Bueno, díganme algo diferente de ir a inaugurar inicios de curso en centros ultracatólicos, apostar por la religión en Bachillerato, eliminar a la vez la tutoría en esos cursos y, como no, promover un supuesto pacto educativo que nunca llegó a cuajar. Sinceramente, Wert ha hecho más. Mal, pero mucho más. El otro, el Gabilondo de algunos, ni fu ni fa. Igual que en una TED. No sirve, más allá de alguno que necesita una palmadita, para nada demasiado útil para el aula. Sí, dos estrategias similares. El listo que no hace nada y el que venden como listo que vende mucho. El problema es lo que vende el segundo. Algo que muchos compran, otros alquilan y, finalmente, los que tienen dos dedos de frente piensan antes de alabarlo sin reparos.

El problema de Gabilondo y las TED son los docentes que alaban a uno y, como no, encumbran a los altares a aquellos que les distraen desde un púlpito (sí, esto de las TED tiene mucho parecido con el sermón de toda la vida). Docentes que han conseguido incorporar el aplauso en sus aparatos auditivos. Orejas que aplauden desaforadas al ver hablar a uno y, como no, al oler el PowerPoint de otro. Sí, gran cantidad de energía eólica desaprovechada. Mucho incauto poco fan de las hemerotecas y de la realidad del día a día. Porque vender maravillas de un Ministro que hizo entre poco y nada resulta curioso. Más aún percibir como sanctasanctórum educativo un monólogo digno de profetas de diferente calado. Cuesta. A mí me cuesta entenderlo.

Dios me libre de los falsos ídolos que sólo son buenos para los suyos. Ciencia, líbrame de irrealidades esculpidas en piedras, apariciones o resurrecciones. Sentido común, vuelve por favor. Un incrédulo y descreído te lo pide de corazón.

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notifica
guest
3 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
eraser

inteligente ..? … no sea ultra magnánimo … no llega ni a …

Johnny Gray

Hola, Jordi. Dios me libre de defender a los ministros de educación que hemos tenido, pero creo que no eres justo cuando hablas de Gabilondo. No puedes comparar a un ministro de educación que estuvo dos años bajo un gobierno en minoría, con Wert que puede hacer y deshacer a su antojo gracias a la mayoría parlamentaria del PP. Nos hace un falta un gran pacto sobre educación que debe ser impulsado, no por ministros y/o personas ajenas a la enseñanza (ahí Gabilondo estuvo más cerca que Wert y otros), sino por personas que realmente conocen la realidad educativa. Pero… Leer más »

eraser

lo que nNO nos hace falta , de ninguna manera … es un ministro de educación , ni un ministerio …NUNCA MAIS !!! JOHNY GRAY! nuca mais 😉

3
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
Ir arriba
0 Compartir
Compartir
Twittear
WhatsApp
Email