¿Es necesario hacer una asignatura de todo?

Sinceramente no entiendo las ganas que tienen algunos de crear miles de asignaturas sobre cuestiones que, a mi entender, son más transversales que otra cosa. Nunca he entendido la necesidad de que en los centros educativos haya asignaturas de educación en valores, ética, aprendizaje-servicio (sí, una nueva que montaron en Cataluña para favorecer el voluntariado), emociones o, incluso, algunas otras que, supuestamente, van a mejorar los niveles cognitivos de nuestros alumnos (léase ajedrez, realización de sudokus o método Kumon). La verdad, es que no lo entiendo.

Fuente: http://listas.20minutos.es

Fuente: http://listas.20minutos.es

No es cuestión de despreciar los contenidos más que valiosos de las mismas es, no entender la necesidad de parametrizar cuestiones transversales para convertirlas en una asignatura teórica a la que, curiosamente, se obliga a calificar trimestralmente. ¿Realmente alguien puede valorar si un alumno es o no un buen voluntario? O, ¿qué cantidad de ética o valores humanos tiene un alumno que, a lo largo de dos horas semanales, se dedica a escuchar postulados éticos y a debatir en una asignatura que sabe va a ser evaluado? No, no lo entiendo. Menos aún si ya vemos como, en más ocasiones de las que se debiera, las evaluaciones se realizan mediante un examen. Me imagino la situación… ¡coloque una cruz en si cree que la Cruz Roja hace una labor social o cree que son una secta! No lo veo. Debo ser un mal docente para no entender que la solidaridad pueda inculcarse en asignaturas estancas. Porque no lo entiendo y nadie me lo sabe defender más allá de la típica frase… “es que es imprescindible que nuestros alumnos sean personas dotadas de espíritu ético y sepan distinguir el bien del mal”. Creo que eso se aprende dando ejemplo y no con asignaturas pero bueno, aquí cada uno jugando al chiringuitismo educativo. Que por lo visto es imprescindible lo anterior. Que es mejor dar asignaturas que enseñar a ser personas. Y enseñar a ser personas se hace dando ejemplo y no explicando cómo debe ser una persona.

Yo puedo inventarme miles de asignaturas por considerarlas imprescindibles. Ahora, por lo visto, la robótica es una de las cuestiones que se está convirtiendo en algo imprescindible. Parece que si uno no imparte una asignatura de Scratch, los alumnos no van a ser capaces de incorporarse plenamente en la sociedad que vendrá en un futuro. Ay, malditas modas que se convierten en asignaturas. Ay, la conversión de herramientas o estrategias educativas en chiringuitos de una, dos o tres horas semanales. Ay, quién nos quite la posibilidad de impartir esa asignatura imprescindible sin la cual nuestros alumnos serán unos fracasados en la vida. Ay, bendita pasión curricular.

Cuando algunos creemos que aprendizajes menos estancos y más globales son la solución a nuestros graves problemas educativos nos viene, en muchos casos por parte de los mismos que defienden lo anterior, la necesidad de crear asignaturas “humanizantes” o “imprescindibles para la sociedad futura”. Lo siento, pero si para formar personas de forma global debemos ir creando nuevas asignaturas creo que, por desgracia, estamos confundiendo el objetivo de lo que debería ser la Educación.

4 Responses

Deja un comentario