En España nunca llegó a desplegarse completamente la LOMCE

Hay muchos artículos que no me gustaban de la LOMCE. Hay muchos artículos que no me gustan de la LOMLOE. Eso sí, lo anterior no implica que deba de mentir descaradamente, como la que hacen algunos personajes y responsables políticos, entre ellos la ministra de Educación, Formación Profesional y Deportes, diciendo que la culpa de los resultados de PISA y de los problemas que tiene nuestro alumnado en comprensión lectora y matemáticas básicas, es de la LOMCE (enlace).

Me gustaría recordar, antes de poner los datos encima de la mesa, que la educación en nuestro país desde el año 1990 solo ha sido legislada, con aplicación completa en las aulas, por el PSOE. Hace un tiempo escribí acerca de las nueve leyes educativas que han afectado en democracia (enlace) y, tal y como expuse en su corolario final, hemos vivido más de 30 años bajo leyes educativas del PSOE. El mismo PSOE que, por cierto, introdujo los conciertos educativos y mantiene la religión en los centros educativos. Así que, por favor, no me vengáis a manipular la historia.

La LOMCE, aprobada en 2013 no se llegó a desplegar nunca en la mayoría de su articulado. Las reválidas jamás se llevaron a cabo, la posibilidad de configuración de plantillas por parte de los directores de los centros educativos, tampoco. Y ya no digamos la posibilidad de las familias de elegir, dentro de las lenguas cooficiales, elegir en qué lengua querían escolarizar a sus hijos. Es decir, que tres de las medidas que suponían un mayor cambio respecto a la LOE jamás se llevaron a cabo. Incluso hubo Comunidades Autónomas que jamás aplicaron ni un solo precepto de esa ley. Va, yendo mucho más lejos, ¿sabéis cuál es la Comunidad que ha caído más en los resultados de PISA? Cataluña. ¿Sabéis qué ley tiene Cataluña? La LEC, una ley que se salta preceptos estatales, que tiene un decreto de plantillas asociado (que permite la selección del profesorado por parte de los directores) y que tiene, dentro de su articulado, la posibilidad de ceder la gestión educativa a organizaciones y fundaciones que, amparadas en esa ley, han podido experimentar con el alumnado catalán.

Así pues, por favor, vamos a ser un poco serios. A mí hay preceptos de la LOMCE que no me gustaban nada. Lo dije abiertamente por aquí. También desde aquí defiendo que la LOMLOE es una mala ley que complica procedimientos, lastra aprendizajes y genera disfunciones en el propio sistema educativo. Y no pasa nada por criticar una ley con independencia de quién la haya promulgado. Eso significa haberse leído la normativa.

Lo sé. Seguro que algunos diréis que miento. Pues bien. La LOMCE se aprobó en 2013 y en 2016 hubo una votación en la que el PP, el PSOE y Ciudadanos paralizaron la aplicación de las reválidas (enlace). Y hasta 2018, que fue cuando se paralizó de facto toda su aplicación, se había implantado en menos de un 20% de su articulado. Así que, por favor, seamos un poco serios a la hora de hablar de ciertas cosas.

Entiendo que algunos tengan que lamer la mano del que les da de comer. Entiendo que otros, por no querer revisar hemerotecas, prefieran que les digan lo que tienen que pensar y decir. Y, finalmente, también entiendo a los políticos que, para escurrir el bulto, deban siempre echar balones fuera o dar la culpa “a los otros” de todos los problemas educativos. Pero, ¿sabéis qué pasa? Que, por desgracia, existen unas hemerotecas a las que, gracias a internet, cada vez es más fácil de acceder. Y cosas que, con independencia del que mande y de las culpas que quiera echar a otros, se tienen que solucionar.

Desde aquí seguiré criticando y cuestionando las medidas educativas de unos y otros. Seguiré intentando aportar mis ideas de lo que debería hacerse en educación. Y, aunque sea complicado para algunos entenderlo, lo voy a hacer con independencia de qué puedo sacar o no diciendo una cosa u otra. Jamás me he movido por interés. Algo que, por desgracia para algunos, me hace, según me dijeron ayer, muy peligroso. Espero que me lo dijeran figuradamente porque, la verdad y si se me conoce un poco, soy un auténtico trozo de pan. De ese que sale directamente del horno y está muy blandito.

Finalmente, y antes de que se me olvide. Si tenéis un medio de comunicación y publicáis un artículo fusilando algo que he escrito yo, no cuesta nada atribuirme la autoría. Si me pseudomencionáis en las redes sociales, haced una mención directa. Es que, al final, ya me canso de tantos dimes y diretes, cuestionando lo que digo sin atreveros a debatir conmigo. Y eso que siempre estoy dispuesto. Dispuesto a debatir, a argumentar y, en caso que vuestros argumentos me convenzan, cambiar de opinión.

Mis libros/Donar

Os recuerdo que tenéis la posibilidad descargaros mis libros en formato digital, a partir de cero euros, desde el botón de arriba. Y que, tanto donando en los tres libros que llevo escritos una cantidad, como haciéndoos con el ebook recopilatorio de los artículos publicados de 2023 (en este caso no es posible la descarga gratuita), ayudáis a mantener este blog y otros proyectos que, seguramente, perpetraré este año.

También os informo que tenéis un canal de WhatsApp (aquí), en el cual no compartís ningún dato personal (no, no se comparte vuestro número teléfono, ni tampoco vais a ver el mío), en el que podéis recibir todos los artículos que estoy publicando.

Publicaciones Similares

2 comentarios

Deja un comentario