En educación se investiga muy mal

Aclaro, para aquellos que quieran buscar lo que no hay, que lo que voy a intentar poner en negro sobre blanco, en mi moleskine particular, es solo mi opinión acerca de las investigaciones educativas. He sido docente más de veinte años en el aula y, anteriormente he realizado investigación en temas relacionados con la agricultura. Sí, creo que ambas cosas me permiten tener mi opinión acerca de cómo se están realizando las investigaciones en educación y acabar afirmando que, a pesar de tener buenos investigadores, me da la sensación de que la inmensa mayoría de investigaciones se hacen mal. O, simplemente, no sirven para nada ya que, al final, si una investigación no tiene su posterior aplicación práctica, ¿para qué demonios estamos investigando? ¿Para pasar el rato? Y no estoy hablando de aplicación práctica directa. Hay investigaciones, en otros ámbitos, que sirven para ir poniendo piedras para conseguir llegar al objetivo final e intentar demostrar o refutar ciertas cosas.

Fuente: Fotolia CC

Estos últimos tiempos, profesionales a los que conozco y respeto, han realizado una investigación cogiendo como muestra sus seguidores de Twitter. Mira que a lo largo de mi vida he visto datos inventados, manipulaciones sesgadas (reconocidas por los autores) e, incluso, ajuste de datos para que se aproximen a los datos que habían obtenido otros pero, sinceramente, lo de hacer una encuesta en un formulario y pasarlo a los “amiguetes” de Twitter lo veo muy poco serio. Demasiado incluso para las chapuzas que se están haciendo en investigación educativa. Y vuelvo a repetirme. Que nadie me interprete mal. Sé que la educación no es una ciencia exacta pero, lo que están publicando algunos ya es de traca. Y ya no entro en la manipulación ideológica de algunos papers. Bueno, si queréis entro en lo de los papers a peso, pero seguramente eso os lo explicará mejor algún docente universitario que tenga un arranque de sinceridad.

Se puede investigar bien en educación pero, por motivos que desconozco (no estoy en los núcleos de la ebullición investigadora), se está haciendo muy mal desde la primera formulación de hipótesis, pasando por la elección de muestras, hasta llegar a unas conclusiones que, en algunos casos, no entiendo de dónde salen. He leído investigación educativa. Sé algo de estadística y, en muchas ocasiones, me sorprende que las conclusiones no tengan nada que ver con los datos en bruto obtenidos. Ni en la interpretación de las gráficas que se han incorporado en el informe.

Me preocupa una doble situación: la falta de buena investigación educativa (seguro que alguno me dirá que es maravilloso como se investiga en educación, pero no es mi opinión ni sensación) y la extrapolación de algunos docentes, que se piensan que lo que sucede en su aula es extrapolable a toda la educación en su conjunto. Pues va a ser que, al igual que digo que hay mala investigación educativa, también afirmo que los docentes no son/somos investigadores. Por tanto, los docentes no deberíamos realizar investigación educativa. Deberíamos colaborar con los que se dedican a ello. Hay gente que se dedica a investigar. Y no poca.

Por cierto, hacer mal una investigación sabiendo que se está haciendo mal es algo muy poco ético. Hay algunos aspectos éticos de la investigación educativa que también se deberían tener en cuenta porque, al menos en los últimos tiempos, algunos se los están pasando por el forro. No voy a mencionar quiénes pero, para cualquiera que se haya pasado los últimos años por Twitter, puede poner los nombres de determinadas asociaciones y organizaciones.

Finalmente, no me gustaría finiquitar este post sin deciros que, aprovechando el estado de alarma (se está aprovechando para colarnos muchas cosas) se han cargado el Centro Nacional de Innovación e Investigación Educativa (fuente BOE).

Investiguemos menos (a nivel de publicaciones), pero investiguemos mejor 😉

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notifica
guest
2 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Imelda Becerra Román

Hola, buenas tardes, estoy de acuerdo contigo en relación que la investigación en educación es pobre en muchos aspectos. En lo que no estoy de acuerdo es que digas que los docentes no son investigadores o que no saben hacer investigación, estás generalizando, yo conozco docentes muy profesionales en investigación… que presentan y plantean problemas educativos y buscan a través de su estudio, formular propuestas de solución. Que los sistemas educativos no los tomen en cuenta ese sería otro tema de investigación.
Gracias por tus interesantes aportaciones.

2
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
Ir arriba