El suicida friki

Tener un blog en 2020 es de frikis. Reflexionar en voz alta, sin preocuparte en pisar más o menos callos, de suicidas. Y si a lo anterior le añadimos combinarlo con presencia activa en Twitter, de persona sin ningún tipo de sentido común. Así me siento. Como un suicida friki al que, al final, lo único que le preocupa es escribir para uno mismo y jugar, cada cierto tiempo, con cuestiones más técnicas del blog. O montar, como descabezado que es uno, proyectos variopintos. Eso sí, todo entre hostia y hostión digital. Que hay gente con muy mala leche y con una necesidad imperiosa de un abrazo que, por desgracia, no tienen a nadie que se lo dé. Algo que es muy triste. Por eso les disculpo.

Fuente: Pixabay

No hay ninguna obligación de abrirse un blog, ni tan solo de escribir una vez has creado el espacio. Hay muchos lugares donde, de forma gratuita, puedes montarte tu espacio y, después de un par de artículos, descubrir que no te gusta. Para mí es un hobby pero, al igual que hay algunos a los que les gusta ir a correr o ligar en Tinder, a mí me gusta escribir en este blog. En éste o en los que me dejan y quiero hacerlo. Eso sí, mucho mejor escribir para mí porque así no tengo ningún tipo de cortapisas y puedo, dentro de la libertad que me da mi trozo de neurona cabal, escribir acerca de lo que me apetece. Incluso podría estar contando trolas pedagógicas o ficción educativa. Es la grandeza de escribir tras un teclado. No solo vale para el blog. Vale también para las redes sociales aunque, ya perpetradas más de 3400 entradas y unos 80000 tuits, si al final había que asomar la patita ya lo he hecho. A menos que sea un artista en el fingir. Cosa que también podría ser.

Cada día que pasa son más las críticas que recibo. Debo reconocer que, al principio me importaban pero, conforme va pasando el tiempo me la trae al pairo la situación. No me importa que el personal se exaspere porque les cuestiono su negocio o sean incapaces, por motivos variopintos, de argumentar defendiendo ciertas cosas. Además, seamos sinceros, hay gente demasiado influenciada que, al final, lo único que hace es aumentar sus limitaciones. Si uno ya es limítrofe cuando se mezcla lo anterior con ideología u odio personal, al que ni tan solo conocen, acaba convirtiendo la crítica en una astracanada que me permite, tanto ahorrar en psicólogos como echarme unas risas. Bueno, no es del todo cierto. Una crítica negativa para mí vale más que cien de positivas. Y me obliga a reflexionar. Eso sí, por si os preocupáis, no lloro ni pienso en darme golpes con el teclado hasta abrirme la cabeza. Antes, con lo que tengo arriba de los hombros, me cargaría el teclado más resistente del mundo.

Tener un blog y opinar libremente (sea de temas educativos o cualquier otro asunto) es ser de suicidas. Tener una cuenta en Twitter con nombre y apellidos, sin esconderte bajo el anonimato, aumenta el porcentaje de suicida que incorporas a tu contexto 2.0.

Me siento como un suicida friki. Eso sí, cada día disfruto más escribiendo, jugando con cuestiones técnicas del blog y, por qué no decirlo, asomándome cada vez más al precipicio digital. Eso sí, os prometo que hay barandilla. O, al menos, eso espero 😉

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notifica
guest
10 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Akaymo

Estimado Jordi, el tema del suicidio deberías respetarlo y no ironiza con ello ni siquiera. Por respeto, simplemente. Son más de 3600 personas las que se suicidan al año. Colaboro con una asociación e incluso elaboré un proyecto para la prevención del suicidio infanto-juvenil. El suicidio es una epidemia de la que nadie se ocupa. Muchas familias siguen esperando un pacto de Estado para que se inicie un PNL al respecto. He de decir que a veces tus palabras están llenas de ira o sarcasmo. Yo soy crítico con el sistema educativo pero siempre en tono reflexivo y académico. Tus… Leer más »

Akaymo

Sin comentarios. No voy a entrar en tu dinámica. Y tus vejaciones podrían tener recorrido jurídico.

Akaymo

Y para tu información no soy psicólogo sino fiscal de menores.

Akaymo

Nuevamente, sin comentarios. Ahora ya sé quién eres.

Akaymo

Aquí el único que inventa vida y vende humos a precio de coste eres tú. Con el rollo de aportación económica para manterer tu blog, pretendes hacer negocio a costa de la educación. Dame consejos, que para mí no tengo. Y claro, cuando alguien opina de forma divergente, debe ser eliminado a base de falacias ad hominem. Que tengas un bonito día lleno de paz y de amor. Claro que puedes censurar mis opiniones, lo entiendo. Eres tan demócrata que no podía ser de otro modo. Lamento que no consigas que pierda ni la buena educación ni mi templanza. Lo… Leer más »

Libia

Cuando alguien no entiende lo que dices o escribes porque lo considera que le quiebra su recto proceder tilda a quien lo escribe de romper con el hilo de la normalidad, como si este desatino de mundo tuviera un orden obligatorio para pensar y actuar.

Iñaki Murua

Friki sí que me habían llamado antes, suicida no 😉
Ahora bien; tener el blog y la cuenta de Twitter con nombre y apellidos reales… ¿podría considerarse una forma de sincericidio?

10
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
Ir arriba