El suflé de las TIC

Crisis sanitaria sin precedentes. Derechos sociales y libertades individuales supeditadas a la decisión de gobiernos que, al final, han actuado prácticamente en bloque como regímenes totalitarios. Desconcierto absoluto por parte de la ciudadanía. Y, entre ese desconcierto, miles de docentes buscándose la vida para dar clase con su alumnado, familias a las que se obliga por decreto a ser profesionales de la docencia y alumnado que, al final, está más pendiente de lo que va a suceder de lo que está pasando en este período puntual.

Fuente: Pixabay

Y, dentro de toda la vorágine, revival de la herramienta tecnológica frente a la metodología. Debates acerca de usar una u otra herramienta, en función de si es más o menos asequible su uso, permite hacer lo que uno desea o, simplemente “por recomendación de ese que más o menos creo que sabe algo”. Cuñadismo educativo tecnológico con algún precedente. Justificaciones inverosímiles de algunos para regalar los datos a determinadas empresas tecnológicas. Tuiteros de salón dando recetas educativas y consejos detrás de un ordenador. Una mezcla explosiva que, a algunos, nos recuerda lo que sucedió hace una década. El típico suflé de las TIC en versión pandemia.

El uso de herramientas debe ser mesurado. No se trata ahora de saber usar la herramienta A, B o C. Ni tan solo de ir rebuscando qué es más bonito para el alumnado. Debemos preguntarnos simplemente dos cosas: qué aplicación es más ética y respetuosa con los datos del alumnado y, cuál es la que sea de uso más sencillo para hacer lo que nosotros queremos. Tan fácil y tan difícil como lo anterior. Además, en el caso de que nuestra administración educativa nos dote de alguna, pasad de buscar otra. Puede funcionar mejor o peor pero, al final, una herramienta oficial evita muchos problemas a posteriori. Especialmente en el tema de la protección de datos y denuncias que, al final, van a acabar cayendo a algún docente por usar ciertas cosas. Ahora hay estado de alarma pero, ni tan solo el estado de alarma justifica usar la herramienta que nos dé la gana y pasarnos por el forro el RGPD. Es que es de cajón.

Quizás menos, como repito desde hace mucho, es más. Quizás es bueno aprovechar para formarse en competencia digital y no en herramientas digitales. Quizás, al final, es mucho más cómodo usar un canal de comunicación para mandar tareas que hacer videoconferencias como si no hubiera un mañana. Tampoco, siendo realistas, tiene mucho sentido ponerse a usar la tecnología con visión cortoplacista. No se trata de ser el mejor nadando. Se trata, simplemente, de no ahogarse.

Algunos ya vivimos el boom de la tecnología hace algo más de una década. El uso indiscriminado de herramientas, las recopilaciones de miles de utilidades para hacer exactamente lo mismo que cualquiera de sus alternativas, los cursos basados en saber hacer JClics, Webquests y Hotpotatoes como si no hubiera un mañana. Y me da la sensación que se está cometiendo los mismos errores en esta época tan incierta como preocupante por todo lo que implica. Y no estoy hablando solo a nivel sanitario. Voy muchísimo más allá.

El suflé siempre acaba desinflándose. No perdamos el tiempo en probarlo todo, cambiar la herramienta que usamos con nuestro alumnado a diario o, simplemente, disertando más acerca de la herramienta que acerca de lo que podemos hacer con ella. No hace falta. Las hemerotecas ya nos dicen que es un error pero, como todos sabemos, las hemerotecas son algo demasiado poco consultado. Que los errores del pasado no lastren las expectativas de futuro.

Por cierto, yo seguiré hablando de herramientas porque me atrae y me gusta ser un poco friki. Para todos los que no tengan ese interés perverso en “probar”, os recomiendo que os ciñáis a una herramienta ética y respetuosa con los datos de vuestro alumnado, de uso fácil y que sirva para lo que queréis hacer. Más allá de eso, solo existe la gula tecnológica. Algo que solo sirve para viciosos del asunto como yo 😉

No me apetece volver a dejar en manos de Google y sus anuncios el mantenimiento del blog. Así que si os apetece colaborar en mantener esto, ya sabéis…

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notifica
guest
1 Comment
Inline Feedbacks
View all comments
Milio'i Sebastián

Tras años en la educación a distancia, una plataforma, unas propuestas de diferentes vías para llegar al objetivo ( esencial la capacidad del hypertexto), unas tareas, pero sobre todo la comunicación ( foro para las cuestiones de interés general, correo para cuestiones personales, que a veces se elevan a generales, y corrección personalizada. ) Siempre consciente de que somos un parche a un problema. Lo ideal es la enseñanza presencial para la mayoría. Alguno me ha señalado ventajas: la posibilidad de modular el tiempo dedicado a cada materia, sin pérdidas de tiempo en dobles o triples explicaciones; tiempo extra que… Leer más »

1
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
Ir arriba