Icono del sitio XarxaTIC

El sistema educativo de Singapur

Como sabéis los que os pasáis habitualmente por este blog, en los últimos tiempos estoy analizando cómo funcionan determinados sistemas educativos. Aprovechando que estos días hemos conocido PISA y, de nuevo, tal como ha hecho Toni Solano en X, se induce (intencionada o por desconocimiento) a múltiples errores acerca de ciertas cuestiones relacionadas con esas pruebas, voy a intentar exponer, siempre basado en datos oficiales, y no medios o tuiteros que solo reproducen noticias de dudosa fiabilidad porque cuadran con su ideología, el funcionamiento del sistema educativo de Singapur. Y además voy a intentar desmontar algunos de los mitos que se nos difunde sobre el mismo.

Fuente: https://twitter.com/tonisolano/status/1732501980008862089

Lo sé. Es muy difícil no caer en la trampa de la inmediatez y la falta de rigor. Es mucho más cómodo acudir a lo que te dice tu tuitero de referencia, tu medio afín o, simplemente, tu amigo entre carajillo y gin-tonic, pero esto no funciona así. Si ya es difícil conocer qué sucede en nuestro sistema educativo, con normativas autonómicas que cambian muchas reglas del juego, imaginaos a la hora de hablar de un sistema educativo situado donde Cristo perdió el gorro. Por eso, como siempre os digo, a pesar de que este artículo lo haya basado en fuentes oficiales, ponedlo siempre en barbecho y revisad vosotros mismos las fuentes.

Singapur es un país que ha logrado un gran desarrollo económico y social en las últimas décadas. Solo hace falta pasarse por los datos económicos. Y, además, es uno de los países de los que siempre se habla en los últimos tiempos de sus sistema educativo. Hoy voy a intentar explicaros brevemente cómo funciona el sistema educativo en Singapur, qué distribución de etapas tiene, qué asignaturas imparten y cómo se gestiona la formación y la selección del profesorado. También voy a intentar desmentir algunos de los mitos que se difunden acerca de este modelo educativo. Y no, el método Singapur para aprender Matemáticas no es cómo enseñan Matemáticas en Singapur. Es un chiringuito que se han montado algunos para vender ciertas cosas.

La estructura del sistema educativo en Singapur, a cargo del Ministerio de Educación, con solo posibilidad privada en preescolar y educación terciaria (he leído noticias contradictorias sobre esto, pero me atengo a lo que dicen en el propio Ministerio) y con un 20% del presupuesto nacional dedicado a educación (que no significa el 20% del PIB), se divide en tres etapas.

Educación Preescolar

No es obligatoria pero es muy común entre los 4 y 6 años. Ya veis que no hay, como sucede aquí, tendencia a llevar a los hijos a la escuela solo nacer. Los habitantes de Singapur prefieren tener a sus hijos en casa los primeros años de vida. Quizás también sea debido a sus políticas de maternidad (enlace). Hay dos tipos de centros que ofrecen esta etapa educativa: los kindergarten (privados) y los childcare (públicos o subvencionados). Tiene una duración de tres años y su objetivo es desarrollar habilidades académicas y sociales fundamentales para el éxito futuro. Los programas preescolares varían en su estructura y plan de estudios, algunos enfatizan métodos de enseñanza más tradicionales mientras que otros priorizan actividades prácticas y exploración creativa. Independientemente del enfoque, el objetivo sigue siendo el mismo: proporcionar una base sólida para el camino educativo que tienen por delante. Se imparte en inglés y en una lengua materna (chino, malayo o tamil). Un inciso… el malayo es el único idioma nacional propio de Singapur.

Educación Primaria

Es obligatoria y gratuita para todos los niños de más de seis años. Tiene una duración de seis años y se divide en dos fases: la foundation stage, que abarca los primeros cuatro años y la orientation stage, que abarca los últimos dos años. El objetivo de la educación primaria es dual: proporcionar una base sólida en las áreas fundamentales del conocimiento, así como fomentar los valores, las actitudes y las competencias para la vida. En esta etapa se imparten asignaturas como inglés, lengua materna, matemáticas, ciencias, educación cívica y moral, educación física, arte y música. Y algo muy importante: al final de esa etapa el alumnado de Singapur se presenta a un examen llamado PSLE (Primary School Leaving Examination), que determina sus opciones de Educación Secundaria. Un examen que tiene consecuencias, tanto para el alumnado como para los centros educativos ya que, en caso de tener bajos resultados, el centro es reexaminado y se incorporan en la plantilla docentes “expertos” de que se dispone en el Ministerio para asesorar y remontar esos resultados. Sí, hay como una especie de equipo de crisis educativa formado por profesionales de aula.

Educación Secundaria

A los 12 años, los estudiantes pueden optar por abandonar el sistema educativo, ya que la Educación Secundaria es voluntaria. A pesar de esa posibilidad, son más del 98% el alumnado que continua con sus estudios. Dependiendo del programa seleccionado, la Educación Secundaria dura de cuatro a seis años y tiene como objetivo brindar una educación personalizada que se alinee con los intereses y aspiraciones de cada individuo. El plan de estudios incorpora una combinación de materias académicas, vocacionales y extracurriculares adaptadas a cada programa. Los programas educativos son los siguientes:

Educación Terciaria

La educación terciaria es opcional y tiene una amplia variedad de opciones, que se pueden clasificar en dos categorías: la Universidad (o Educación Superior) y la Formación Profesional.

Un tema importante es comentar que la FP en Singapur no es cómo la entendemos aquí. Ahí denominan FP a todas las ingenierías y carreras técnicas. En cambio, consideran educación universitaria, todas aquellas carreras más relacionadas con negocios, dirección de empresas, abogacía, etc.

Otro tema clave de Singapur es la formación y selección del profesorado.

El profesorado es uno de los pilares del sistema educativo en Singapur, ya que se considera que tiene un papel clave en el desarrollo de los alumnos y en el logro de los objetivos educativos. Por ello, el gobierno invierte mucho en su formación y selección. En cuanto al tema de la remuneración, veréis que no es tanto pero sí que, a diferencia de muchos países, el reconocimiento social de la profesión es altísimo.

La formación del profesorado se realiza en el Instituto Nacional de Educación (NIE), que es la única institución autorizada para otorgar las credenciales docentes en Singapur. El NIE ofrece programas de formación inicial y continua, que se basan en la teoría, la práctica y la investigación (son los docentes los que realizan investigaciones a pie de aula). Los programas de formación inicial tienen una duración de uno a cuatro años, dependiendo del nivel educativo y de la especialidad que se quiera impartir. Los programas de formación continua tienen una duración variable, y se enfocan en el desarrollo profesional y el liderazgo docente.

La selección del profesorado se realiza mediante un proceso riguroso y competitivo, que tiene en cuenta los méritos académicos, las habilidades personales y las aptitudes pedagógicas de los candidatos. Los requisitos mínimos para ser profesor en Singapur son los siguientes:

Por tanto, se exige un diploma (ya hemos dicho que las carreras técnicas las englobaban dentro de la FP) o grado universitario, un certificado de aptitud docente (que SOLO puede darlo una sola entidad en todo Singapur y que, además, puede rescindir la credencial porque se está obligado a renovar la credencial cada cierto tiempo), tener un buen dominio del inglés más una lengua materna y una declaración de compromiso con la tarea profesional. Además de ello, deberán pasar un modelo de pruebas escritas y prácticas de aula. No hay cese de docentes, salvo comisión de delitos. En caso de incumplir con su obligación profesional o que haya malos resultados en su centro, sí que pueden activarse procedimientos de movilidad forzosa o necesidad de volver a pasar, antes del período pertinente, otra prueba de acreditación profesional por el NIE.

Los profesores seleccionados reciben un salario competitivo, que varía según su experiencia, su formación y su desempeño. El salario base promedio de los profesores en Singapur oscila entre los 2000 y 4000 dólares al mes. Eso sí, en función de ciertos parámetros, recibirán bonus anuales (también os digo que muy difíciles de conseguir) que pueden llegar a doblar ese salario. Además, los profesores tienen beneficios como el seguro médico, el subsidio de transporte, el plan de jubilación y las oportunidades de formación continua. Beneficios que, por ejemplo en España, ya vienen de serie para todos los trabajadores, sean o no docentes.

Eso sí, en este artículo considero, antes de finiquitarlo, necesario, más allá de explicar el funcionamiento de su modelo educativo, los mitos que existen, ampliamente difundidos, acerca del sistema educativo de Singapur.

Por tanto, no hay nada mejor que acudir a las fuentes oficiales para hablar de cómo funcionan ciertos sistemas educativos. Y a pesar de ello, seguro que puedo haberme equivocado en algo de lo que os he contado aquí. Os recomiendo, como siempre hago, que acudáis vosotros a las fuentes y nos os quedéis en lo que pueda nadie deciros. Incluso que haya dicho que se ha documentado porque, a lo mejor, el artículo está hecho con inteligencia artificial. Bueno, ya os digo yo que en este caso no. Eso sí, lo que he hecho ha sido un copia y pega en algunos trozos, con traducción ayudándome de un traductor, de lo que ponía en la web oficial el Ministerio de Educación de Singapur.

Finalmente y antes de que se me olvide: no estoy diciendo en ningún momento que compraría el sistema educativo de Singapur. Simplemente os he explicado cómo funciona.

Bibliografía

Ministerio de Educación de Singapur. https://www.moe.gov.sg/

Os recuerdo que tenéis un canal de WhatsApp (aquí), en el cual no compartís ningún dato personal (no, no se comparte vuestro número teléfono, ni tampoco vais a ver el mío), en el que podéis recibir todos los artículos que estoy publicando y que, además, tenéis la posibilidad descargaros mis libros en formato digital, a partir de cero euros, desde aquí.

Salir de la versión móvil