El problema de la formación del profesorado es…

La culpa de la deficiente formación que se ofrece a los docentes es culpa de los propios docentes. Sí, hoy me apetece ser brutalmente sincero. No hay excusas. Vamos a ser claros: los docentes quieren formación en pseudociencias e impartida por determinados personajes de la farándula educativa. Y no lo digo yo. Lo dicen las asistencias masivas de docentes a determinados cursos o eventos.

Fuente: Twitter

César Bona llena porque hay miles de docentes que están encantados con la posibilidad de ir a verle. Vamos a ser sinceros: la cantidad de libros que vende el susodicho a docentes es bárbara. Y quién dice César Bona, dice cualquiera de los otros gurús mediáticos de la educación.

Las inteligencias múltiples no existen pero habrá cientos -por no decir miles de docentes- que van a decir, sin haberse leído ninguna investigación científica sobre el asunto, que sí que existen. Ya si queréis entramos en todos aquellos docentes que defienden a capa y espada a los “neuroeducadores” sin ningún tipo de formación médica ni psicológica, a los que te defienden modelos de aprendizaje que, lo único que demuestran es que obligan a reducir el aprendizaje -o a falsificar las mediciones- para poder ser considerados un éxito o, simplemente, aquellos que se van a cursos de mindfulness impartidos por arquitectos. Es que no podemos mirar hacia otro lado…

Al igual que tengo claro que si se votara acerca de la desaparición de la parrilla televisiva de un programa cultural o de Sálvame, tengo claros los resultados que saldrían de dicha elección democrática; también tengo claro qué formación desaparecería si los docentes votaran qué formación quieren. Y no, hay muchos docentes -especialmente los que un día van a cursos de veganismo, otro de elaboración de hamburguesas y, al tercero, del uso de sustancias psicotrópicas para mejorar la resiliencia- que quieren ese tipo de formación “basura”. Por tanto, lo lógico es que siga expandiéndose.

¿Os acordáis, por cierto, de una película en la que un grupo de hackers manipulaba las audiencias televisivas y conseguía que el máximo share lo tuvieran programas culturales? La cantidad de bibliotecas que se llenaban después de lo anterior, la mejora de la educación de los ciudadanos y, el cambio social que se gestaba después de sustituir esos programas “basura” por programas culturales. Pues eso. Lástima que fuera solo una película y, al final de la misma, como siempre sucede, ganan los políticos que querían embrutecer al propio ciudadano.

Es más fácil formarse en Google -y además queda mucho más guay-, que hacerlo para usar un servicio alternativo, incluso que el mismo tenga las mismas potencialidades. Llena más un evento de la “manzanita” que los cuatro frikis que se montan uno para hablar de tecnología educativa libre. Es que, al final, son las masas las que eligen. Y en el caso de los docentes no va a ser diferente.

El problema de la formación docente es “lo que piden los docentes”. Nunca ha sido un problema de la administración en ofrecer ciertas cosas ni, por desgracia, la inexistencia de alternativas que sí pueden aportar un valor añadido a la práctica docente. La administración, al fin y al cabo en muchas Comunidades, ofrecen lo que los docentes piden. Lo mismo que los experimentos en los centros: se hacen porque la mayoría de los docentes del Claustro votan libremente hacer ciertas cosas.

Lo mediático no es lo mejor para la formación docente. Quizás, la formación docente mejorará el día en el que haya menos post its, menos bailes, menos disfraces y menos ponentes truchos. Hasta entonces habrá la formación que la mayoría de docentes elijan. O la que algunos refrenden con su asistencia.

Por cierto, en el post no quiero herir a nadie, ni desprestigiar a quienes han conseguido ganar dinero gracias a la venta de determinadas cosas. Simplemente constato una realidad. La realidad que nos dice que, antes llena salas un gurú que jamás ha dado clase y ni tiene ni pajolera idea de investigaciones educativas, que el investigador de la Universidad X, con mútliples titulaciones y doctorados, que lleva veinte años analizando los factores que afectan al aprendizaje de los alumnos. Y el primero, incluso en ocasiones, acaba teniendo un club de fans…

A veces me gustaría ver otra realidad pero, lamentablemente, la realidad se empecina en ser la que es 🙁

12
Responder

avatar
  
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
8 Comment threads
4 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
9 Comment authors
OscarpeterotSilviaPabloM. Rosa Recent comment authors

  Subscribe  
Notifica
Sophie Da Costa
Guest
Sophie Da Costa

El problema de la educación no se basa solamente en los docentes sino en el propio sistema educativo. Un sistema que se fundamenta en la memorizacion de miles de conceptos para plasmarlos en un examen y seguidamente olvidar la mayoría de ellos, está bocado al fracaso. La educación actual no prepara a los estudiantes para la vida real. Está basado en sistemas de hace siglos. La mayoría de los estudiantes cuando luego consiguen un trabajo relacionado con su área de formación, no pueden aplicar ni siquiera un 10% de lo que han estudiado, ya que el mundo laboral no tiene… Leer más »

Akhesaa
Guest
Akhesaa

Nuestra profesión es complicada, siempre intentamos transmitir conocimientos,valores ,estar un poco al dia en las nuevas tecnologias y apps, y ser un ejemplo para nuestros alumnos. Por lo menos,es lo que yo intento con los míos,con mayor/ menor éxito. En mi tiempo libre me puede gustar ver Salvame, pero no porque sean referentes para mi,sino porque me gusta desconectar. No todo en mi vida es cultural cultural. Aunque si es verdad que a veces pienso en el éxito inmerecido de ciertos personajes, cuando hay mentes brillantes y dedicadas que quedan en el olvido . Ojalá se pueda mejorar nuestro sistema… Leer más »

Victoria Querejeta
Guest
Victoria Querejeta

Hola, Jordi: Habría que partiir de que la formación del profesorado debe tener como objetivo la mejora de los resultados del alumnado. Quizá más concretamente deberíamos hablar del alumnado de un determinado centro, donde se detectan determinadas necesidades, áreas de mejora…y en ese contexto plantear actuaciones. Para llevar a cabo alguna de estas actuaciones, podemos necesitar formación y se elabora un plan de formación con ese fin. Ahí ( o antes) debería entrar el CEP para dar una respuesta adecuada a esa necesidad de formación. Que un fin de semana esté lleno de profes un pabellón de deportes escuchando a… Leer más »

M. Rosa
Guest
M. Rosa

¡Pues menos mal que queda un poco de democracia en la escuela! Sólo faltaría que hasta la formación del profesorado la eligiera el político de turno. La escuela pública aumentó la calidad los años que fué democrática, cuando se decidía en los claustros, cuando las direcciones eran rotatorias, colegiadas, etc. Y sobretodo, cuando cada mañana los padres decían a sus hijos que se pirtaran bien. Y cuando no se la sobrecargaba con obligaciones que no le corresponden. Al final tenemos que acabar haciendo mindfulness con los niños pirqué en lugar de venir descansados y preparados vienen con el mono del… Leer más »

Pablo
Guest
Pablo

El mensaje llega, pero las formas me parecen muy desacertadas. Somos muchísimos los docentes que estamos muy descontentos con los requisitos que nos hacen cumplir para serlo y que poco o nada tienen que ver con ser un buen docente. Es muy feo decir que la culpa de la baja formación (y en definitiva la calidad del sistema educativo) es de los propios docentes. Y además de feo, injusto. Hacemos lo que se nos pide. Lo que habría que preguntarse es si lo que se nos pide es ideado para mejorar el sistema o no.

Silvia
Guest
Silvia

Buenas tardes, Jordi. Perdona que te tutee pero con el vocabulario que utilizas en la publicación se desprende que el nivel de tratamiento para que nos entendamos bien es éste. No puedo estar más de acuerdo contigo en cuanto a los “cursos de veganismo, otro de elaboración de hamburguesas y, al tercero, del uso de sustancias psicotrópicas para mejorar la resiliencia”. Entre el amiguismo de postureo recomendacional y el marketing de determinados centros privados, como madre, también caí en la trampa de matricular a mi hijo en un colegio megasúperguayalternativo privado, feminista y con menú sin azúcares, sin sal, integral,… Leer más »

peterot
Guest
peterot

No lo he podido evitar. El autor, en fin, se excede y acab siendo impertinente muchas veces. Pero va para el último personaje que lo supera en mala educación. Solo con poner Bona y múltiples. El amigo Bona defendiendo las inteligencias múltiples:

https://www.heraldo.es/noticias/aragon/2016/09/14/cesar-bona-heraldo-1058230-300.html

Imagino que el resto de cosas que nos dice tienen el mismo grado de fiabilidad.

Oscar
Guest

Totalmente de acuerdo en muchos aspectos de tu post. Es lamentable el mercadeo de propuestas formativas dispares en este ámbito, desde el mindfulness hasta la educación emocional ( es posible educar sin emocion????). Creo además que el halo del que nos vemos envueltos a causa de lo naïf en esta profesión, la falta de rigurosidad y la relación que se empeñan muchos en establecer entre la educación actual y las pseudociencias es patético cuanto menos. Gracias,, caí en tu blog por casualidad (por seguir con el halo new age) y me he sentido reconfortado y acompañado. Saludos

You May Also Like