El funcionario docente, ni independentista ni republicano

Es curioso que haya situaciones tan surrealistas como la que se expresa en el siguiente documento. Documento en el que todos los funcionarios docentes, antes de incorporarse como funcionarios en prácticas, deben consignar su lealtad al rey y a la Constitución. Algo que, más allá de que sólo se trate de un trámite de rigor que muchos acatan por la poca importancia que dan al documento, puede llevar asociado la comisión de un delito en caso de postularse como republicano, colgar viñetas humorísticas del de las múltiples operaciones o, incluso, en caso de declararse independentista (por no estar reconocida dicha declaración en la carta magna).

declaracion_jurada_reyconstEl modelo que os he colgado es el de la Comunidad Valenciana pero todas las Comunidades, en el momento de publicar la lista de los opositores que han superado las pruebas y pasan a ser investidos funcionarios en prácticas, obligan a esos opositores a firmar un documento parecido. Un documento donde lo único que cambia es la aparición (o no) de alguna referencia a los Estatutos de Autonomía pertinentes. Eso sí, siempre relegándolos a una norma institucional siempre supeditada a la norma fundamental del Estado.

Tengo claro que el documento es vinculante y que cualquier acto contrario al mismo podría llevar asociada la expulsión como funcionario aunque, también tengo muy claro que, en un país de pandereta como el nuestro donde el incumplimiento legislativo está a la orden del día, el documento anterior pasa a ser poco menos que papel mojado que se está llenando de polvo en algunos archivos más o menos escondidos.

Una curiosidad que, dentro del despropósito educativo, permite albergar serias dudas de la imporancia de los documentos y papeles burocráticos que nos piden, entregamos y firmamos para cubrir el expediente.

Tags: No tags
0

One Response

Deja un comentario