De hipócritas certificados por Google y otros cuentos TIC

Lo de la hipocresía de algunos ya roza el esperpento. Hay cosas que, ni son defendibles ni se pueden entender por nadie que tenga un poco de sentido común. Hoy, otro caso más de hipocresía docente por parte de algunos “Google fanboys” (algunos certified y otros no) ante la decisión de la Junta de Andalucía de comprar licencias de Microsoft bajo la excusa, entre otras, de la interoperabilidad del formato Excel que no tiene su alternativa libre (fuente).

Fuente: Desconocida

Primero, si me permitís, voy a hablar de las falsedades de la excusa para comprar licencias de Microsoft para centrarme, a continuación en determinados hipócritas cum laude. Ya si eso, me dejo lo más jugoso para el final ya que, si no es así, seguro que algunos ya atraídos por el título vais a buscar la carnaza antes de la cuenta. Y lo bueno, si es al final, obliga a tragarse determinadas cosas y leer determinadas cuestiones que, para mí son lo realmente relevante de este artículo.

No es cierto que la alternativa a Excel, o sea Calc (la “hoja de cálculo” -qué pena de redactores y de nulos conocimientos informáticos- que viene integrada dentro del paquete LibreOffice), no permita exportar sus resultados a formatos que permiten tener esa “interoperabilidad”. Calc permite realizar la exportación de los datos en cualquier formato, incluso en los mismos formatos que puede sacar una hoja en Excel. No lo digo yo, lo sabe cualquiera que se haya destinado a revisar el tema de “guardar como” una vez realizada esa hoja de cálculo. Hablo en un lenguaje bastante llano porque, al final, tengo muy claro que la informática o se explica claramente o, simplemente, sirve para crear una brecha entre la gente que sabe algo, la que sabe mucho y la que no sabe nada. El lenguaje y el acercamiento del mismo al usuario es la clave. Y, en este post afirmo que en Calc tienes las mismas funcionalidades que Excel. Incluso, desde la última versión, alguna más. Alguna más que jamás va a necesitar un usario medio en etapas obligatorias (sea docente o alumno). Así que, que alguien me explique el sentido o la justificación para comprar licencias de Microsoft como no sea algo que no aparezca en el propio contrato. Otro detalle importante es que los requisitos de determinados programas de Microsoft no van a ser soportados por la mayoría de la flotilla de equipos informáticos de la Junta de Andalucía pero, por lo visto en la noticia, creo que tampoco interesa hablar de ello. Es lo que tiene la apuesta de determinados medios por defender una visión completamente neoliberal de la educación.

Tengo también muy claro que Excel gana por goleada en el mundo corporativo donde la productividad es la clave, porque el dinero fluye y no hay tiempo para pensar en nada más que en trabajar, ser más productivo y, obtener mayores beneficios. Pero es que estamos hablando de un aula, de un centro educativo donde los planteamientos del uso de una herramienta tecnológica deben ser muy diferentes. Además, LibreOffice y sus aplicaciones integradas -entre ellas Calc-, no tienen nada que envidiar a la herramienta de Microsoft.

Ahora sí que voy a pasarme al tema de la hipocresía. De esos hipócritas que hoy, criticando la noticia porque dicen “que cómo va a dejarse caer Guadalinex y el software libre”, después dicen a los pocos minutos que “por qué no se apuesta por Google”. Se ha de ser muy hipócrita top para, por un lado decir que es malo que Microsoft se cargue la apuesta por el software libre de la Junta y, a continuación decir que debería apostar por Google y por los Chromebooks. Vaya panda. Vaya tropa de vendedores de Google que, en su tiempo libre dan clase.

Añado a este artículo un detalle que, quizás algunos que desconocen el modelo de funcionamiento de las diferentes multinacionales tecnológicas no saben: Microsoft está a años luz de Google en aplicaciones ofimáticas y sistema operativo. Así que, por favor, que algunos dejen de hacer el vergonzoso espectáculo de llorar amargamente por la eliminación del software libre de los centros educativos andaluces mientras, de paso, usan lo anterior para promocionar su maravilloso y orgásmico Google.

No es un artículo crítico hacia nadie. Sí que pretendo decir en el mismo que lo de comprar licencias de Microsoft por cuestiones técnicas o de funcionalidad no cuela (al menos en etapas de educación obligatoria) y que, lamentablemente, hay mucho vendedor de Google suelto en las redes sociales que, un día sí y al otro también, enseñan la patita y lo incoherentes que pueden llegar a ser mientras están haciendo de visitadores de esa multinacional. Y sin ningún tipo de argumentos técnicos porque, curiosamente, la mayoría de esos vendedores tampoco tienen ni pajolera idea, a nivel técnico, de lo que están vendiendo.

En los últimos años ha habido más denuncias y sanciones a Google por temas de protección de datos que a Microsoft. Y más a Microsoft, que a cualquier aplicación de software libre ;)

No me apetece volver a dejar en manos de Google y sus anuncios el mantenimiento del blog. Así que si os apetece colaborar en mantener esto, ya sabéis…Buy Me a Coffee at ko-fi.com

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notifica
guest
1 Comment
Inline Feedbacks
View all comments
Pedro Fernández

Muy buenas. He leído el artículo donde se argumenta el cambio a Microsoft Office y, como bien dice Jordi, no tiene sentido. Entiendo que se quiera cambiar por cualquier otro motivo, pero por falta de interoperabilidad es un argumento poco profesional. Para ello basta conocer algo de como se trabaja en “The Document Foundation” (TDF) donde el rigor y la profesionalidad están garantizados (https://www.documentfoundation.org/). Me consta que en Microsoft también, pero eso no quita que Libreoffice sea más seguro y, en algunas cuestiones, mejor que Office. Es curiosa además esta noticia, cuando, precisamente aquí en Almería tuvimos hace poco la… Leer más »

1
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
Ir arriba