Cuando no se tienen argumentos

Resulta curiosa la facilidad que tienen algunos de cuestionar lo que escribo mediante la típica falacia ad hominem. Una falacia que consiste en rebatir lo que planteo mediante la contraposición de “ataques a la persona”. Ya sé que para algunos es complicado el debate y no llegan a más pero, la verdad es que sorprende, que algunos sean docentes. Lo sé, ser docente no es garantía de nada y, viendo ciertas cosas, tampoco de nivel intelectual, cultural o simple comprensión lectora.

Fuente: https://falacias.escepticos.es

Normalmente este tipo de falacias se dan cuando el receptor del argumento se encuentra desesperado y necesita, a cualquier precio, intentar rebatir algo que va en contra de su ideología o sus creencias. Y que, además, ha estado fundamentado mediante diferentes evidencias. Es siempre mucho más fácil acudir al ataque personal que a la argumentación porque, además, en este caso seguro que hay quórum que aplaudirá esa acción. No nos debemos de olvidar que los ataques al mensajero siempre tienen detrás un grupo que cree que, el argumento planteado, no debe dejar que se expanda y creen que, cuestionando a quien lo expresa, conseguirán reducir el alcance del mismo.

Aprovechando el post y para guardarlo en ésta, mi moleskine particular, me apetece desarrollar aún más el concepto y ampliarlo con los subtipos de falacias ad hominem que existen (adaptadas del siguiente post).

Fuente: https://fallacyinlogic.com

Existe la abusiva que es aquella que, en lugar de cuestionar el argumento, atacan al que argumenta. Le atacan por la manera de vestir, la ideología, la moral o los hobbies que puede llegar a tener.

El ejemplo más claro es el siguiente:

La persona A argumenta X / La persona A es idiota / Entonces, el argumento X es falso

La circunstancial es aquella que sugiere que el argumento de alguien está basado en sus circunstancias personales, ergo debe invalidarse. Puede parecer lógico pensar que alguien que tiene interés personal (económico, ideológico, etc.) en una cuestión podría realizar argumentos de forma sesgada pero, simplemente por ello excluir argumentaciones sólidas sin rebatirlas se debe considerar una falacia ad hominem.

Un ejemplo sería:

La persona A argumenta X / La persona A tiene intereses en que X sea cierto / Entonces, el argumento X es falso

La falacia tu quoque (o “tú también”), consiste en desacreditar un argumento mediante la apelación a conductas pasadas del que lo esgrime. Se trata de desacreditar al que argumenta mediante la acusación de ser hipócrita por haber hecho o estar haciendo lo contrario de lo que está argumentando.

En este caso es mejor un ejemplo que, seguramente, es sencillo para entender este tipo de falacia, como el siguiente:

Soy médico fumador y digo que fumar es malo para la salud / Se acusa al médico de ser fumador y estar desautorizado para decir que fumar es malo

Y, finalmente, la falacia de “culpable por asociación” que consiste en asociar a la persona con otras personas o colectivos que han hecho o defienden lo mismo.

Se entiende muy bien con el siguiente caso:

Juan dice que es vegetariano porque argumenta que es mejor para la salud que dietas que contienen productos cárnicos / Hitler era vegetariano/ Juan es como Hitler

Habréis podido comprobar que, si os pasáis habitualmente por las redes sociales o los comentarios de los blogs o medios de comunicación, hay muchos debates que apelan a cualquiera de las variantes de la falacia ad hominem. Sí, hay mucho personaje falto de argumentación al que, para defender sus posturas, no le queda otra que acudir a esa falacia. Eso sí, como he dicho antes, me preocupa que haya tantas personas relacionadas con la educación que acudan a las mismas.

Por cierto, los insultos no son falacias ad hominem. Son, simplemente, insultos 😉

Este post complementa al que escribí hace algún tiempo acerca de la “falacia del hombre de paja“.

Si te apetece colaborar en mantener el blog o en los proyectos que tengo en mente…
Buy Me a Coffee at ko-fi.com

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notifica
guest
2 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Víctor Suarez

Lo cual no invalida el hecho de que es bueno predicar con el ejemplo. Que no se olvide.

2
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
Ir arriba
10 Compartir
Compartir10
Twittear
WhatsApp
Email