¿Cuáles son los inventos que, para mí, han revolucionado la educación?

Esta mañana, mientras paseaba los escasos metros que puedo hacer, a estas alturas de mi recuperación, sin cansarme, estaba pensando en cuáles eran para mí los inventos que habían revolucionado la educación. Bueno, estaba pensando en muchas más cosas como por ejemplo que me haría para comer pero, este blog, por ahora, no va de cocina. Aprovechando, voy a reconoceros que de cocinillas tengo muy poco.

Pero bueno, vayamos a lo que me sirve de inspiración para lo que estoy escribiendo hoy. A analizar qué inventos han supuesto, al menos para mí, una avance brutal en educación. No, no son las Facultades de Magisterio ni de Pedagogía. Ni tampoco la LOMLOE, sus situaciones de aprendizaje o sus perfiles de salida. Tirándome más de la lengua (algo que se hacer perfectamente sin ayuda), tampoco Canva ni Genially. Ya veremos en un futuro si la inteligencia artificial cuaja o se convierte en otro bluf más. Por ahora sirve, en el ámbito educativo, para que cuatro aprovechados se saquen pasta y otros hagan una imagen en formato pixar con el chat de Bing.

El primer invento supongo que es incuestionable: la escritura. Gracias a la escritura hemos conseguido pasar de tradición oral, donde se perdía parte del conocimiento, a un modelo que permite conservarlo, transmitirlo y difundirlo a lo largo del tiempo. No debemos olvidar que la escritura también ha facilitado el aprendizaje de forma individual y autónoma, pudiendo acudir a esos documentos escritos para adquirir nuevos conocimientos. O debíamos recuperar ese conocimiento que, previamente, ya teníamos.

Muy relacionado con lo anterior están los libros. El libro es el soporte material de la escritura. El libro permitió -y permite- almacenar, organizar y acceder a grandes cantidades de información de forma práctica y económica. Ha fomentado la lectura, el pensamiento crítico, la imaginación y la creatividad.

Pero, ¿cuál fue el invento que democratizó el acceso al conocimiento? Si os digo Gutenberg ya os estoy dando una pista del copón. ¡Claro! La imprenta. La imprenta permitió reproducir de forma masiva y barata textos escritos. Algo que favoreció la difusión de las ideas, la alfabetización y la educación popular. También impulsó el desarrollo de la ciencia, la filosofía, el arte y la cultura.

Ya tenemos conocimiento por escrito. Tenemos materiales baratos para el aprendizaje y que se distribuyen (o pueden distribuirse) de forma democrática. Pero, si entramos en el aula y en el proceso de enseñanza-aprendizaje, ¿qué otros inventos fueron relevantes? Repito lo de para mí porque, seguramente hay algunos que consideráis otros inventos mucho más relevantes que los que os he puesto yo.

The pencil. El lápiz. Es el instrumento más simple y universal para escribir y dibujar. El primer contacto con la escritura y los garabatos, antes de que aparecieran esos plastidecor de tamaño industrial que venden ahora, para impulsar la creatividad en los niños. La diferencia entre el lápiz y otro tipo de herramientas de escritura (o dibujo) es que estimula el desarrollo cognitivo y la motricidad fina. Algo que no tienen otro tipo de herramientas.

¿Cómo explicamos los docentes? O, ¿cómo explica alguien que sabe para difundir su conocimiento a terceros? ¿Cuál es su herramienta de comunicación más versátil? La pizarra. Negra, verde, blanca,… con tiza, con rotu,… Permite mostrar y explicar contenidos de forma visual, dinámica e interactiva. Por desgracia para determinados discursos, también es una herramienta fantástica para que el alumnado participe, pregunte, responda, corrija sus actividades y colabore. Es un espacio de aprendizaje compartido, flexible y adaptable.

Finalmente, creo que el último gran invento es internet. No el ordenador. Sé que necesitamos un dispositivo para acceder a internet y que sin dispositivos tecnológicos no podríamos acceder ahí pero, sinceramente, veo mucho más en el top de inventos, internet que los equipos. Internet ha facilitado el aprendizaje a distancia, el intercambio de recursos, las comunidades de aprendizaje y ha roto la estructura de poder. No estoy hablando solo en el ámbito educativo aunque en el artículo me esté ciñendo a ello

Seguro que me estoy dejando algún gran invento que lo ha revolucionado todo en educación pero, sinceramente, creo que los más importantes se hallan en este post. Eso sí, como siempre digo, abierto a cualquier aporte o crítica.

Os recuerdo que tenéis un canal de WhatsApp (aquí), en el cual no compartís ningún dato personal (no, no se comparte vuestro número teléfono, ni tampoco vais a ver el mío), en el que podéis recibir todos los artículos que estoy publicando y que, además, tenéis la posibilidad descargaros mis dos primeros libros en formato digital, a partir de cero euros, desde aquí.

Lo más importante del blog es que os paséis por aquí, pero si queréis colaborar en su mantenimiento…

You May Also Like