Criterios para elegir centro educativo

criterio_coleMás allá de encuestas más o menos cocinadas, lo que se puede decir en voz alta y, presunciones varias, hay unos criterios básicos que rigen la elección de centro educativo por parte de los padres. Criterios que muy poco tienen que ver con cuestiones académicas (o de resultados) y mucho con otras situaciones que lastran esa decisión de enormes consecuencias para sus retoños.

El centro educativo se elige, prácticamente en exclusividad, por la cercanía al domicilio familiar. Cercanía que, por cierto, tiene mucho que ver con el nivel socioeconómico de los padres (los barrios en las grandes ciudades están poblados por familias talladas “bajo el mismo corte”). Cercanía que convierte en guetos a determinados centros educativos (sólo hace falta darse una vuelta por las barriadas marginales y ver qué tipología de alumnos hay en sus centros educativos). Cercanía implica segregación. Segregación no sólo de las clases medias o privilegiadas; segregación también deseada por las familias de los barrios marginales (los inmigrantes tienden a juntarse por afinidad).

Por tanto ya tenemos el factor clave en la elección de centro… la proximidad al domicilio. Algo que es mucho más importante que cualquier otra cuestión. Algo que ayuda a mantener la segregación que se da entre las barriadas de las grandes ciudades. La segregación educativa es un hecho que tiene mucho más que ver con el modelo de ciudad que con la decisión de los padres.

Tampoco tenemos que olvidar a los padres que eligen centro educativo por las relaciones que se pueden llegar a establecer. Centros de supuesta élite donde lo menos importante es la calidad educativa y sí el “poder” de algunas de las familias que llevan a sus hijos allí. Promocionando contactos. Estableciendo afinidades. Manteniendo la supuesta casta alejada de la mezcla con quienes no interesa. Centros concertados exclusivos. Centros privados de alto coste de matricula para filtrar según potencia económica.

La calidad del profesorado es lo de menos. Cualquier encuesta que hable de que los padres eligen centro educativo por la calidad de sus profesionales es un soberano timo. Los padres no conocen la capacitación de los docentes del centro. Aún menos su manera de impartir clase (más allá de lo que les hayan vendido mediante la web del centro o las maravillosas instalaciones que les hayan enseñado). Si fuera por lo anterior todos los padres elegirían un centro público. La única tipología de centros educativos donde hay un control exhaustivo de los profesionales que imparten docencia. El único lugar donde se ha filtrado, más allá de la selección “a dedo”, a los profesionales que están impartiendo docencia.

Otros parámetros que también ayudan a tomar las decisiones son los proyectos bilingües. Se supone que meter a tu hijo en un colegio bilingüe garantiza el dominio lingüístico en alguna lengua extranjera. El colegio bilingüe, más allá de los centros que funcionan bajo criterios de otro país (léase Liceos, Escuelas Alemanas, etc.), son un completo timo. Timo por muchos motivos. Timo que hace felices a los padres cuando ven que sus hijos de tres años ya saben contar hasta cinco en inglés. Y qué pronunciación tan maravillosa. Digna de un inglés victoriano.

El tema de la ideología del centro también trae a los padres al pairo. Que un centro educativo tenga ideología religiosa tampoco les importa demasiado. Es algo que asumen por el hecho de tener a su hijo en un entorno donde la mayoría de padres sean como ellos. Como en la mayoría de ciudades grandes casi todos los centros de los barrios de clase media y alta son concertados católicos es normal la elección. Más por proximidad que por otra cosa por mucho que en voz alta digan que han llevado a sus hijos para que se sientan más cerca de Jesús. No cuela. Y en pequeño comité, tampoco.

Y qué decir de los uniformes. Marcan clase. Marcan pertenecer a un estatus social determinado. Más allá de lo anterior no garantizan ningún tipo de calidad educativa.

Seamos sinceros, los proyectos educativos de los centros, su ideología y la calidad de sus docentes traen al pairo a la mayoría de padres. Padres más interesados en tener a sus hijos cerca de casa, controlados la mayor parte de horas posibles (cuántos padres eligen centros que les devuelven a sus hijos pasadas las siete de la tarde por comodidad) y procurando que no se mezclen con niños con familias que no estén a la altura de los padres.

Nada, nada, que los centros educativos los eligen los padres para ellos. Los niños, lamentablemente, son los que van a sufrir (en sentido positivo o negativo) esas decisiones.

4
Responder

avatar
  
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
3 Comment threads
1 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
2 Comment authors
Jordi MartíBorja AlcarriaBitacoras.comCriterios para elegir centro educativo | XarxaT... Recent comment authors

  Subscribe  
Notifica
trackback

[…] Más allá de encuestas más o menos cocinadas, lo que se puede decir en voz alta y, presunciones varias, hay unos criterios básicos que rigen la elección de cent  […]

trackback

Información Bitacoras.com

Valora en Bitacoras.com: Más allá de encuestas más o menos cocinadas, lo que se puede decir en voz alta y, presunciones varias, hay unos criterios básicos que rigen la elección de centro educativo por parte de los padres. Criterios que muy poco …

Borja Alcarria
Guest

La información que expones es muy interesante, lástima que no haya ninguna fuente en el texto. ¿Podrías aportar alguna?

You May Also Like