Si los docentes estamos en shock, me imagino cómo estarán/estaréis el alumnado. Yo tengo dos en casa que, además cursan segundo de Bachillerato. Y no es que estén estresadas ante la situación. Están totalmente desconcertadas, y muy preocupadas acerca de lo que ha supuesto este confinamiento por culpa de ese “bicho” que todos conocemos. Es por ello que, al igual que me he permitido esta mañana dar unos consejos para los docentes (sin mayores pretensiones que una reflexión personal), me apetece dirigirme a aquel alumnado que, totalmente perdido, forma parte fundamental de la comunidad educativa.

Fuente: ShutterStock

El primer consejo, aunque ya sé que es harto complicado, es que no os agobiéis. No es el momento de agobiarse. La situación, aunque excepcional, va a acabar normalizándose y, dentro de la anomalía que supone estar en casa, pensad que la mayoría de vuestros docentes están igual de perdidos que vosotros. Se trata de una situación excepcional que, por desgracia, nadie podía prever.

Intentad contactar con vuestros profesores. Comentadles dudas. Atiborradlos a feedback. Buscad la complicidad de una parte de la comunidad educativa que, en este momento, aún siendo los que “saben” pueden llegar a tener problemas para comunicaros a vosotros “qué es lo que saben”. Dadles tiempo. Ni vosotros sois nativos digitales, ni todos los docentes son duchos con la tecnología. Lo importante es que tengáis a alguno de vuestros docentes como referencia y que intentéis, con ese docente, procurar tener un espacio común donde estéis la mayoría de compañeros y docentes. Sabed que no todos vuestros compañeros tienen la suerte de poder leer lo que escribo, ni de atender a aulas virtuales, ni de disponer de los recursos para poder realizar videoconferencias. Intentad llegar a ellos. A veces alguna llamada de teléfono vale la pena. Sed un grupo. Dejad, por ahora, cualquier tipo de individualismo. Hablad mucho entre vosotros. Sentíos parte de ese grupo, ayudaos, intercambiad experiencias,…

Organizad una rutina de trabajo. No os paséis todo el horario frente al ordenador. Aprovechad para leer, buscad algún hobby, dibujad si os gusta, escribid un diario. Ayudad en casa. Vuestras familias os lo agradecerán. Hay muchas cosas de las que podéis disfrutar más allá de lo virtual. Y ojo, con eso no estoy diciendo que no sea importante compartir cosas con los compañeros por Instagram, hacer charlas por Skype o Discord con ellos o inundaros a memes los grupos de WhatsApp. Es importante buscar distracciones. Y, lo que os he dicho al principio: buscar un horario y planificarlo, de tal manera que sepáis que, incluso que estéis en casa, hay una temporización que va a marcar vuestros tiempos.

Es un momento difícil pero, al igual que se ha salido de otros momentos complicados, de ésta también saldremos. No os preocupéis por perder clases. Intentad, aunque sé que es complicado (especialmente en segundo de Bachillerato con la espada de Damocles de las EvAU y la incertidumbre acerca de esas pruebas), aislaros de la situación para intentar aprender y colaborar en el aprendizaje. Buscad el acompañamiento de vuestros docentes. Muchos van a estar ahí. La mayoría van a estar ahí. Y están, aunque me repita quiero recordarlo, igual de perdidos que vosotros.

Un abrazo muy fuerte a toda la comunidad educativa de la que formáis parte. De ésta se sale.

No me apetece volver a dejar en manos de Google y sus anuncios el mantenimiento del blog. Así que si os apetece colaborar en mantener esto, ya sabéis…

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

0 0 vote
Article Rating

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

Subscribe
Notifica
guest
1 Comment
Inline Feedbacks
View all comments
Nani González

Gracias por tus palabras .Es lo más lúcido que he leido en mucho tiempo.

1
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x