No tengo muy claro el sentido de todo lo que está sucediendo, a nivel educativo, en mi querida Cataluña, a lo largo de las últimas décadas. Entiendo la necesidad de algunos -muy bien financiados, por cierto- de vender la privatización de los centros educativos públicos bajo el concepto de convertirlos en “centros innovadores”. Ya no es sólo el tema de Escola Nova 21. Se trata de un plan muy bien diseñado mediante el cual, una Fundación que no se sabe muy bien cómo tiene tal cantidad de dinero ni contactos en la prensa y en la administración educativa, está llevando a cabo el mayor proyecto de esterilización de voces discordantes y, mediante un nutrido grupo de adeptos, mezcla de interesados e ilusos, difundiendo la necesidad de dejar los centros educativos libres de docentes que se cuestionen esa innovación que venden, que muchos padres compran y que, por desgracia, lo único que van a provocar es aumento de segregación, disminución de capacidades futuras en el alumno y, sumisión a los poderes fácticos. Todo muy bien diseñado y gestionado con, como he dicho antes, el apoyo directo de la Consellera del ramo y de otros altos responsables de la política educativa catalana.

Fuente: http://elcomercio.pe

Ya no es sólo la necesidad de vender que se pueden hacer las cosas diferentes. Ahora ya han sobrepasado lo anterior para ponerse a cuestionar a la totalidad de docentes que no piensen como ellos. Modelos estalinistas que, lo único que pretenden, es acabar con la libertad de opinión en los centros públicos bajo el mantra de futuras represaliaas y, hacer una conversión masiva de docentes a su religión. Sí, lo de la innovación educativa que se está vendiendo es una religión, mezclada con cuestiones políticas y mucho de fuegos de artificio que se desmontan al primer día de aula. Pero bueno, eso les permite seguir jugando hasta conseguir adueñarse de Claustros cada vez menos críticos y docentes que, al final, se apuntan a sus despropósitos por miedo a perder su trabajo (en el caso de interinos), conseguirlo (en caso de recién titulados) y, cómo no, algunos funcionarios que viven de dirigir esas reuniones de lavado de cerebro que se celebran por doquier bajo la excusa de “mejora educativa” o “campos de trabajo”.

La última es la propuesta, después de haber conseguido una negociación sindical la reducción de una hora lectiva para los docentes catalanes para este próximo curso, para poder seleccionar a los nuevos docentes que entren en el sistema. Sí, aproximadamente, con esa reducción van a poder entrar unos cinco mil docentes en las aulas y eso es muchísima gente a la que se debe manipular. Es por ello que propugnan, tal y como comenta uno de los grandes defensores de Escola Nova 21, la necesidad de que esos cinco mil docentes sean puros e innovadores. No, no quieren profesionales. Quieren profesionales que piensen como ellos, que sean capaces de sacrificar todos sus días libres para acudir a esas reuniones donde se procederá a su programación y se gestionará su manera de dar clases. Sí, un docente sólo es bueno si da las clases de una determinada forma, se ciñe a las instrucciones de una organización financiada por La Caixa y, además, se debe a la causa. Mucho me suena el tema a la escuela posterior a la victoria de Franco por ser eliminados del aula todos aquellos que no comulgaban con el régimen. Pues lo mismo pero en versión siglo XXI.

No considero que sea una rémora que entren docentes en el aula que vayan aprendiendo a moverse en ella y que, al final, sepan encontrar su espacio y formas de dar sus clases. Algo que no excluye la necesidad de un acompañamiento por parte de sus compañeros (que es algo que falla y que debería mejorar). Eso sí, no quiero que sólo entren aquellos que sean rubios, tengan una determinada altura y estén, directamente seleccionados por una organización privada que marque sus criterios profesionales.

No, lo que comento acerca de lo que está sucediendo con la educación catalana en mis artículos no es ficción. Ojalá lo fuera :(
0 0 vote
Article Rating

Docente desconcertado que intenta encontrar su lugar en un mundo que no entiende. O que prefiere no entender.

Subscribe
Notifica
guest
2 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Manel Sayrach

Hola Jordi, Fa temps que discrepo de les teves opinions sobre escola nova XXI, i em sembla difícil aconseguir fer-te veure una altra perspectiva diferent de la crítica destructiva i àcida que regularment has expressat. Visc el projecte més o menys a prop, i segur que als teus ulls sóc un il·lús… i imagino que qui no estigui familiaritzat amb la iniciativa, llegir els teus escrits els deuen transportar poc menys que a una secta, per no referir-me al caràcter feixista que expresses en aquest darrer article, i sincerament crec que poc afortunat amb la comparació. Només em queda tornar-te… Leer más »

2
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x