Carta a los profesores en época de confinamiento

Queridos profesores de España.
Tenemos entre 9 y 12 asignaturas (dependiendo del instituto) a realizar todos los días. Pero no solamente realizar los ejercicios, también hacernos nuestras propias clases, explicaciones y videos buscados (no todos tenemos la suerte de hacer clases por videoconferencia), no es tarea fácil, menos en las asignaturas más complejas, como puede ser química, matemáticas, filosofía, entre otras… Corregir los ejercicios y en el caso de que estén mal buscar la explicación y entenderla, las sesiones que en clase se dedican a corregir y explicar los problemas en la mayoría de institutos se ha eliminado, es verdad que tenemos la posibilidad de preguntar vía online, pero esa sesión que en clase se utiliza para eso ahora son más ejercicios y más ejercicios. Eso de mínimo 6 asignaturas al día.
Entendemos que la situación no se ha vivido nunca, que no podemos perder el ritmo y que hay que seguir con las clases, pero nosotros también estamos encerrados, somos adolescentes que llevan sin salir de sus casa semana y media, y todo lo que queda por delante, que ir  a bajar la basura o ir a hacer la compra de la semana es el mayor regalo que nos pueden dar nuestros padres, que tener una terraza donde sentarse y que te de el aire es un privilegio, que el único momento del día en que vemos a gente que no es de nuestras familias es a las 8 cuando salimos a aplaudir.
Tengo amigos con familiares muy malitos por el virus, gente cercana pasándolo mal, abuelos que están en zona de riesgo….
Nosotros, los alumnos somos los primeros que no queremos perder clase, pero hay que entender la situación. Repito, adolescentes entre 13 y 18 años ENCERRADOS, algunos con ataques de ansiedad, sin saber que esta pasando en el mundo, que vemos las noticias pero de la educación hablan muy poco, estamos desesperados, no sabemos que va a pasar, se han atrasado las PAU, pero y todo el resto de alumnos, los de primero de bachiller también se juegan su nota, su futuro, su todo, y no estamos nada enterados.
Ayer me fui a dormir a las 2 de la mañana tras haber estado desde las 9h hasta las 14h (un poco más corto que un día lectivo normal), y desde las 17h hasta las 2h haciendo trabajos (y como yo muchos más alumnos), no me cansaré de repetir que NO es lo mismo ir a clase y que te expliquen la materia a hacer los ejercicios sin una explicación clara por parte del profesorado.
Es muchísimo más trabajo y después de estar 11 días sin salir a la calle todo se hace cuesta arriba, la concentración es algo que cuesta más encontrar, la desesperación, la ansiedad, las ganas de llorar, TODO es mucho más complicado que al principio de todo esto y se va a seguir complicando mucho más.
Con este mensaje solo espero que tengáis en cuenta que también tenemos momento de angustia y dolor por todo lo que estamos viviendo y que tengáis un poco de paciencia con nosotros, que nos dejéis un poco más de margen a la hora de entregar la cantidad de ejercicios o que lo que se haría en una sesión se pueda hacer en sesión y media.
Porque repito, somos de carne y hueso, solo necesitamos paciencia y un poco más de tiempo, que no os paséis con los trabajos y que tengáis en cuenta que NUNCA será lo mismo una clase donde puedes preguntar una duda en el mismo momento a un video explicativo (mayoritariamente sacado de Internet), o apuntes escritos (que muchas veces cuestan de entender bastante).
Muchas gracias.
Alumnado de la Comunidad Valenciana

Responder

avatar
  
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
  Subscribe  
Notifica
You May Also Like