mikel

Bilbaino, irakasle, antimilitarista y bastante procrastinador. Me gusta educar, instruir, enseñar, que no son necesariamente sinónimos, pero ante todo me gusta estar a la contra de lo establecido, sacarle punta a un queso de bola y meter el dedo en el ojo a quien se lo merezca. Me caí de pequeño en una marmita de speed y desde entonces lo sufro y lo sufre mi alumnado. De derrota en derrota hasta la victoria final.

Ir arriba