Algunos docentes se están flipando

Entiendo que no es una situación normal y que nadie está acostumbrado, por no haber venido la pandemia con libro de instrucciones, a saber qué hacer en estas circunstancias. Y menos aún en el ámbito educativo donde, de un plumazo, han saltado por los aires todas las reglas de juego. No digamos ya la desaparición completa de cualquier tipo de zona de confort. Pero, por favor, no nos flipemos.

Fuente: Pixabay

Mañana empieza el sábado y no es lectivo para el alumnado. No hace falta fliparse para montarse una videoconferencia en sábado o, incluso en domingo. No es necesario cargarse las vacaciones de Semana Santa para ir dando clases online como si no hubiera mañana. Tampoco es necesario pensar que los chavales no tienen nada más que hacer que grabarse haciendo flexiones, jugando a badminton en el pasillo, haciendo tropocientas operaciones matemáticas o, simplemente, haciendo trabajos como si no hubiera un mañana. Joder, que se haya ido todo a la mierda no significa que no debamos tener un poco de mesura. Hoy he visto en grupos de Whatsapp a un montón de padres exigiendo que ojalá se cayeran todas las plataformas educativas. Que están hasta los mismísimos del estrés que les están produciendo los deberes que les mandan algunos docentes a sus hijos.

Entiendo que hay docentes “supermotivados”, que se folle aún menos que antes y que, por determinados motivos, algunos hayan visto la iluminación definitiva en esto de las clases online. Pero, por favor, bajad un poco el pie del acelerador. Ya no es solo por vuestro bien. Es por el bien de vuestros alumnos y de sus familias. Pasarse de frenada acaba suponiendo un choque en cadena. Es que algunos estáis revolucionando el motor más allá de lo que indica la razón y el sentido común.

Si un profesional sanitario trabaja más de su horario, dobla turnos y se pone de todo, mezclando lo legal e ilegal, para conseguir aguantar y creer que así hace lo mejor para los pacientes, se está equivocando. Se cometen muchos más errores. Pues lo mismo en docencia. No podemos estar hiperrevolucionados porque nos queda mucha carrera por delante y hemos de pensar que en el coche no vamos solos. A veces es bueno echar un poco el freno, parar el coche, bajar a pasear y dejar que nos toque un poco el aire antes de volver a darle a la llave del contacto.

De ésta vamos a salir pero, intentemos que sea de la mejor manera posible. Algo que implica alejarse del agotamiento psicológico y de cualquier desorden mental. Algo que incluye volver a una rutina y entender que, no por echarle más horas o fliparse mandando cosas a los chavales, montando cosas al peso, ni obviar los períodos vacacionales, va a ser más eficaz lo que estéis haciendo.

Un abrazo y, por favor, si eres un docente de esos que te estás flipando, busca alguna serie en Netflix, lee libros, cocina, pasa la aspiradora, friega los váteres, aprende a coser, dibuja, usa aparatos electrónicos o manuales para autosatisfacerte,… y así hasta un largo etcétera de alternativas para poder hacer en festivos. Algo que seguro te van a agradecer tus alumnos y sus familias 😉

Dedico este post a todos aquellos que están sufriendo los excesos de algunos “flipados” que espero, vayan reconociendo que quizás conviene reducir el ritmo porque, ese ritmo no les afecta negativamente solo a ellos.

No me apetece volver a dejar en manos de Google y sus anuncios el mantenimiento del blog. Así que si os apetece colaborar en mantener esto, ya sabéis…

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notifica
guest
19 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Bea

Gracias por reflejar de mnera sencilla lo que estamos provocando los recien descubiertos h**o tecnologicus estupidus. Un maestro es mucho más que se un robot de programar tareas, teneis que velar por el bienestar de vuesteos alumnos de forma integral y eso pasa por dejarles en paz, acompañar el los momentos difíciles y estar mas atento que nunca a lo que necesitan

Javi

Yo creo que en 😉 general tenemos mesura. El profesor siempre en el ojo de mira. Que si somos unos vagos, que ponemos muchas tareas, que si damos mucho, que si damos poco, que si tenemos vacaciones, que si.. Ya está bien, nos hemos puesto las pilas, en tiempo récord, sin ayuda de casi nadie, por cuenta propia, echando muchas horas en casa, con nuestros ordenadores y materiales, porque es nuestra obligación, claro que sí. Ahora los padres y madres se echan las manos a la cabeza. Claro, pues lo que hacemos los docentes todos los dias: explicar, corregir, dialogar,… Leer más »

Marisol

Estoy de acuerdo con Javi, tenemos mucha mesura y mucha paciencia. Y digo tenemos porque tambien soy docente de Matematicas, secundaria y bachillerato y te puedo asegurar que en general son los propios alumnos los que quieren seguir con su formacion, los que comprenden que ellos son las futuras investigadoras, medicos, psicologas o auxiliares, limpiadores, celadoras . Ojala estuviera en clase normal, podria formarles mucho mejor y de paso darles mas caña, los echo mucho de menos y creo que ellos a mi tambien.

Raquel

Es justo lo que está pasando, no se podía explicar mejor.

Maribel

Moltes gràcies. Dels primers articles que llegeixo amb sentit sobre el paper dels docents en aquests dies.

Pedro Climent

En serio? Los padres y madres se están agobiando? Me parece increíble este post. Igual hay por ahí alguno que se esté flipando, no lo sé, pero la mayoría no lo hacemos y el problema es que los niños y los padres/madres se creen que están de vacaciones. Su curso escolar sigue, si se levantaran a la hora de empezar las clases y siguieran su horario normal, te aseguro que no habría agobio. Pero si les dejamos levantarse a las 11, jugar 4 horas a la play, ver 5 vídeos en internet… cuando llega el día de entregar una actividad… Leer más »

Irene

Hola. Soy madre de dos hijos, uno de 7 y otra de 14. Y si, me estoy agobiando. No por estar confinada. Yo teletrabajo tambien sabes? Y tengo que hacer de profesora de un niño que no entiende eso de que el cole ahora es su casa. A mi hija no le veo el pelo. Ayer se acosto a la 1 de la madrugada acabando un trabajo. Tiene 13 asignaturas y cada profesor le manda lo suyo y al principio cada uno por una via, web familia, google classroom, aules, whatsapp, itaca… CAOTICO. En estos momentos tan duros querria estar… Leer más »

Segundo

Con todo el respeto, de tus palabras se puede deducir que o bien no tienes hijos o no eres de este planeta. Tu si que nos estas ofendiendo a todos los padres del mundo con tu comentario. Tu te crees que con la que está cayendo hay tiempo para trabajar, hacer las tareas domesticas, cocinar, lavar,tender,destender,doblar,guardar ropa, ir al super, y un largo etc. y ayudar a dos niños de 8 y 10 años a hacer diariamente un montón de deberes de asignaturas distintas? por no mencionar otras obligaciones de los pequeños como ballet o conservatorio … y digo ayudar… Leer más »

Núria

Totalmente!! Estoy súper a favor de lonque dices!

Raquel

Gracias Jordi! Comparto tu opinión al 100%

Anna

Buenas tardes. La docencia, siempre en boca de cualquiera, es diversa. Estamos atendiendo alumnado desde diferentes perspectivas, la primera, la humana. Si un padre, madre o tutor se estresa, que hable con el o la docente, o que use el criterio familiar. Imagínense seis horas al día con 25-30 adolescentes. En su casa no hay tantos… Tenemos que ser sensatos y coherentes si no queremos perder un curso. Pero nunca a costa de la salud mental de nadie, ni menosteniendo lo que, para nosotros también es nuevo. Hay alumnado que ni se ha conectado aún. Algunos responden y otros no,… Leer más »

Pilar

Solo intentas llamar la atención y desprestigiar la profesión que más ayuda a generar riqueza en el mundo. Insensato

19
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
Ir arriba