A Tomás

No soy persona a la que guste sumarse a causas para quedar bien. Tampoco me ha gustado nunca decir que por dar una determinada cantidad de dinero a una organización soy mejor o peor persona que alguien que no lo da. Jamás, tampoco, he querido usar el blog para, supuestamente, colaborar con causas educativas ni, tan sólo, ofrecer la posibilidad que algunas de ellas estuvieran reflejadas en el mismo. Lo que sí que voy a hacer hoy es dar mi apoyo, desde este humilde blog, a un compañero. Compañero que conozco de hace tiempo por las redes. Compañero que vive con una persona maravillosa (bueno, ahora ya son dos) y que, a pesar de discrepar en ocasiones, tengo meridianamente claro que, de lo único que no se le puede acusar, es de intentar hacer su trabajo lo mejor posible. Y ese intento siempre demuestra valor porque, todos sabemos, que el aula es complicada. Que tenemos que lidiar con cientos de alumnos y padres. Que, es inevitable, hacerlo bien para unos y mal para otros pero, lo que jamás nos podrán quitar a la mayoría de docentes, es la querencia en hacerlo bien.

Ayer Tomás Hernández Giménez (@tohegi) publicó en su perfil de Facebook lo siguiente…

thg_fbNo hay derecho a hacer sentir a una persona (sea o no docente) lo siguiente. No se trata sólo de su labor docente cuestionada por inspección educativa basándose en una entrevista con dos madres (ya me gustaría que inspección -como organización- tuviera la misma deferencia con sus compañeros docentes). Se trata de la formas. De la necesidad de dar la sensación de… “como es incómodo para el centro vamos a obviarle como compañero” (hablo por la reacción que se infiere de la dirección del centro). De tener paradigmas establecidos que, supuestamente e incluso que lo digan sentencias del Tribunal Consitucional (que avala la libertad de cátedra y el uso de los materiales que desee el docente), pueden llegar a ser cuestionados por “no ser habituales”. De, lamentablemente, dar la sensación de que, como siempre, lo único que parece que interese a la administración educativa es apagar fuegos y que las cosas no trasciendan. Porque, sinceramente, esto es lo que cualquier persona puede deducir de lo que dice Tomás.

Se ha de ser muy valiente para publicarlo abiertamente en las redes sociales. Se ha de ser muy valiente para darme la autorización de publicar, aún más en abierto que en su perfil de Facebook, su situación laboral. Una situación que dista mucho de la ideal para aquellos a los que nos quedan dos días para dar por finiquitado el curso. Una situación que no es deseable para nadie.

Un fuerte abrazo Tomás. A ti, a Aida y a lo otro más importante de tu familia. No hay derecho. Todo mi apoyo para ti y tu familia. Espero lo mejor y cuenta conmigo, para dentro de mis limitadas posibilidades, ayudarte en lo que pueda.

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notifica
guest
13 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Juan Antº

Todo mi apoyo Tomás. Gracias a personas como tú se desarrollan de verdad personas como nuestros alumnos. El resto hace tiempo dejarón de serlo.
Un abrazo

Emilio Quintana

Conozco perfectamente lo que cuenta este profesor. Lo he visto en los mejores. Lo llaman “quejas” y son la forma de intentar destruir a los que dignifican la profesión. Los que persiguen a estos profesores ejemplares son lo más miserable y canalla que pueda existir. Siento la impotencia de no poder hacer algo ante un caso tan obvio de mobbing laboral.

Todo mi apoyo y mi fuerza a Tomás. Mi máximo respeto a tu forma de trabajar, que digan lo que quieran, si tú forma de trabajar es esa y crees en ella, adelante……….sin miedo. Seguro que estás haciendo un trabajo enorme con tus alumnos. Un abrazo.

Pedro

Me entero por este blog, no entro nunca en Faceboock. Me parece increíble que nos sucedan estas cosas. Y digo nos sucedan porque no sé hasta qué punto estamos todos en la misma situación, es el riesgo que asumimos al ser transparentes. Me pregunto si la inspección ha contrastado la información de esos padres con el resto de padres de los alumnos de Tomás. Si la acusación es que no utilizamos libros de texto y el peso de la evaluación no son los exámenes, pues eso… que vengan a preguntar, pero que conste que el curso pasado, a mi me… Leer más »

Primero leo este post y justo me llega un mensaje con este link:
http://revistas.crfptic.es/revista_digital/index.php?option=com_content&view=article&id=3139&catid=6.

casualidad?
Algunos deberían pasarse más por las aulas.

Alicia

Estimado Jordi: Acá en Argentina, de un tiempo a esta parte, se ha vuelto una costumbre saltar todos los estamentos para ir a quejarse directamente a Inspección, denotando una absoluta falta de respeto hacia la figura y autoridad del maestro. No tienen en cuenta que quién está en el aula es el docente, quién conoce del funcionamiento de la Institución son los docentes y sus directivos. Y lo peor de todo es que les dan cabida y escuchan sus reclamos sin siquiera dar derecho a réplica al involucrado. Son épocas muy duras en las que se cuestiona la profesionalidad del… Leer más »

[…] No hay derecho a hacer sentir a una persona (sea o no docente) lo siguiente. No se trata sólo de su labor docente cuestionada por inspección educativa basándose en una entrevista con dos madres (ya me gustaría que inspección -como organización- tuviera la misma deferencia con sus compañeros docentes). Se trata de la formas. De la necesidad de dar la sensación de… “como es incómodo para el centro vamos a obviarle como compañero” (hablo por la reacción que se infiere de la dirección del centro).  […]

Rosa

Todo mi apoyo para el compañero, lástima que sólo pueda ser eso, un gesto en redes que no le van a sacar del embrollo en el que le han metido. Injusto, muy injusto y, como tú dices, lamentable. Decimonónico también. ¿A estas alturas se cuestiona que se utilicen otros materiales y recursos que no sean los que diseñan las empresas editoriales? Pues estamos apañados. No creo que se sustente la queja formal en ese aspecto, no hay legislación que la ampare a no ser que su departamento didáctico haya firmado con sangre un acuerdo con una editorial. Lo que más… Leer más »

[…] No soy persona a la que guste sumarse a causas para quedar bien. Tampoco me ha gustado nunca decir que por dar una determinada cantidad de dinero a una  […]

Débora

Estimado Jordi, justo acabo de dejarle mi apoyo a Tomás en Facebook sin haber leído aún tu entrada. Y encuentro como siempre que has podido poner en palabras todo y más de lo que me gustaría decirle.
¡Gracias por adelantarte siempre con los pensamientos de muchos!
Un abrazo,
Débora

Aida Ivars Rodríguez

Muchas gracias Jordi. Tu apoyo y tu cariño nos han hecho mucho bien. La intención de Tomás al publicar en facebook como se encontraba fue salir de su estado de ansiedad. Pero con la respuesta de la gente, no solo se encuentra mejor, también se da cuenta de que es bueno airear los problemas para encontrar más y mejores soluciones. El apoyo entre compañeros no solo es importante para aprender juntos, compartir experiencias etc. En este tipo de situaciones sentirse acompañado es muy importante. Un abrazo de parte de los tres 😉

13
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
Ir arriba
0 Compartir
Compartir
Twittear
WhatsApp
Email