20 cosas que no van a mejorar la educación

Cada día que pasa que cuesta más saber o proponer qué puede llegar a funcionar para mejorar la educación pero, por suerte, me hace tener cada vez más claro que no va a mejorarla. Y creo que, tan importante es saber qué hacer como qué no hacer para mejorarla.

Fuente: Pixabay

Hoy, aprovechando otra noche de insomnio más, os voy a exponer un listado (qué poco me gustan los listados, pero qué fácil se me hace escribir sobre ellos, al ser un número tasado que obliga a centrarme) de cosas que se están haciendo/vendiendo/comprando que no van a mejorar la educación por mucho que, algunos se crean que van a hacerlo. De ilusión también se vive pero, para cualquiera con dos dedos de sentido común y capacidad intelectual mínima, sabe bien que lo que voy a exponer a continuación, o bien ha sido un fiasco o, simplemente, ha mantenido los resultados de aprendizaje de sus alumnos (eso sí, salvo que a uno le interese manipular, por interés o necesidad, ciertas cosas).

Si me permitís voy a empezar por las TIC. Lo más rancio del discurso de ahora (hace una década, con el reparto de portátiles iban a solucionarse todos los problemas) sigue siendo caballo de batalla de algunos. No, las TIC no van a mejorar la educación. Permiten una ventana abierta a muchas cosas y a una cantidad de información inabarcable pero, seamos sinceros de una vez, poner tablets, portátiles o, simplemente permitir el uso de los móviles, no está mejorando la educación. Y, en ocasiones, las pantallas acaban siendo más un distractor que otra cosa. Así que, si en algún centro os venden un modelo de mejora educativa basado en la tecnología, que sepáis que os están timando. No voy a justificarlo aquí con investigaciones varias. No es por escaquearme pero, es muy pronto y los artículos que escribo prefiero dejarlos a futuras matizaciones. Además, siendo claros, habrá personas que serán incapaces de cuestionarse ciertas cosas. Algo con lo que no tengo ganas -al menos hoy- de enfrentarme.

Relacionado con lo anterior, tampoco va a mejorar la educación que un docente sea Google o Microsoft Certified, Apple Distinguished, etc. Las certificaciones que dan las empresas privadas -especialmente las multinacionales tecnológicas- no aportan valor añadido a la educación. Yendo más lejos, tampoco dicen nada de la profesionalidad del docente que las posee. Al igual que algún máster de esos que se compran en muchas Universidades Privadas o se realizan en alguna Pública.

Tampoco va a mejorar la educación en su conjunto la existencia de centros-gueto ni la segregación escolar. Entro también en la nula mejora educativa que supone tener centros para niños y para niñas porque, por suerte, la educación diferenciada hace tiempo que, con estudios se demostró que era un bluf. Ya si eso los defensores de la misma buscáis investigaciones. Estoy perezoso a estas horas. Ya os lo he dicho antes. Un detalle importante, cuando me refiero a centros-gueto me refiero incluso a los centros para hijos de familias pudientes y lo extrapolo a las aulas homogéneas (por nivel) que algunos centros, de forma camuflada, usan para segregar a los alumnos. Los centros de excelencia tampoco mejoran la educación.

Dar clase en una lengua diferente de la materna o la cooficial no mejora la educación. No creo que se tenga que ser muy inteligente para entenderlo. Una lengua que no se habla en casa y que no se oye de forma habitual en el contexto, acaba siendo contraproducente para su uso en materias no lingüísticas.

La educación tampoco va a mejorar aumentando el número de asignaturas o la carga horaria de alguna de ellas. Va, voy a jugar a recibir capones… por ejemplo, aumentar las horas de Educación Física como pretenden algunos, no mejora la educación en su conjunto. Otra cuestión sería reformular el currículum de forma global para reducir asignaturas, haciendo que las mismas fueran casi mínimas en las etapas iniciales y que hubiera, dentro de ese currículum una apuesta por actividades deportivas, artísticas, plásticas y musicales, combinándolo con unos conocimientos matemáticos y lingüísticos muy básicos (saber leer, escribir, comprender y hacer operaciones básicas entendiendo problemas de la vida cuotidiana).

El uso de una determinada metodología de forma exclusiva, tener centros educativos basados en la misma (escuelas Montessori, ABN, etc.) no va a mejorar la educación. Las metodologías no mejoran la educación salvo que vayan ligadas a la adaptación al alumnado. Sin conocer al alumnado, el planteamiento previo de una metodología (no me estoy refiriendo a las actividades) es un error que, con suerte, no va a mejorar ni empeorar el aprendizaje de los alumnos. Sin suerte ya sabemos qué pasa.

La mayoría de libros que se escriben actualmente sobre educación -y más aquellos que solo tienen la vertiente guay, son autobiográficos sesgados o no invitan a la reflexión- no van a mejorar la educación. Tampoco lo van a hacer aquellos libros de viajes por centros educativos innovadores. Tenemos, como bien sabéis, literatura educativa escrita por encima de nuestras posibilidades. Como lecturas son interesantes pero si las mismas no te crean desasosiego o te obligan a pensar, de poco sirven. Mejor ponerte con alguna novela negra y no perder el tiempo en lo anterior. Bueno, salvo que te hayas tragado el fenómeno “fan” y compres las mismas porque están escritas por alguien que te cae más o menos bien.

El fenómeno gurú es otra de las cosas que no van a mejorar la educación. Esos ponentes que un día ves acudiendo a un macroevento X, al día siguiente van a un evento Y en un centro plagado de cruces para, acabar haciendo caja defendiendo la educación pública, mientras huyen de su trabajo en las aulas (sean de enseñanza obligatoria o postobligatoria) no van a mejorar la educación. Tampoco va a mejorar la educación ir a esos eventos educativos cuyo objetivo es hacer sesiones de meditación, bailar o que, alguien sin ningún tipo de currículum, te hable de temas que no existen como la neuroeducación. Pongo ejemplos pero, como digo siempre, a veces es más fácil explicar las cosas con un ejemplo que filosofando sobre el asunto y despersonalizándolo.

Las pruebas PISA tampoco van a mejorar la educación. Es que es de cajón que, unas pruebas diseñadas por una organización económica, no pueden llegar a mejorar nada. Bueno, a veces la joden porque a algunos países se les ocurre la brillante idea de seguir sus indicaciones. Seguir las indicaciones de la OCDE o del Banco Mundial es joder la educación.

Ya solo me quedan ocho. Lo escribo aquí porque así me organizo para las cosas que quedan, viendo que este post me está quedando mucho más largo de lo habitual. Tengo insomnio vomitador de ideas. Creo que lo patentaré. Aquí el personal es mucho de patentar y no debo ser menos. A ver si lo peto como con el palo de las fregonas o el Satisfyer.

Empeorar las condiciones laborales de los docentes tampoco mejora la educación. Ni eso ni dar a las direcciones de los centros educativos poder para seleccionar a sus docentes. La autonomía de los centros educativos -que habría de potenciarse- no debe jamás consistir en dar poderes sobre cosas que debería gestionar la administración. Menos aún en un país como el nuestro en el que, por desgracia, hay más picaresca que otra cosa. No soy crítico, simplemente describo la situación. Solo hace falta que miréis a vuestro alrededor y veáis la cantidad de personas que pagan en negro en el taller, la entrada de un piso, las reformas en casa, etc. y que lo consideran lo más normal del mundo. Y muchos de los que hablan de eso son compañeros tuyos de profesión. Es que es lo habitual. Pues en una sociedad con estas dinámicas, es muy complicado creer en ciertas cosas y en que no se va a usar ese poder como director, para convertir los centros educativos en chiringuitos. Mejor no arriesgarse. Además, en Cataluña, donde ya hace tiempo que se hace, no ha mejorado nada la educación. Tampoco ha empeorado pero, ¿para qué potenciar el clientelismo si no hay ningún tipo de mejora?

Creer que debemos preparar para empleos que no existen, convirtiendo la educación, mediante molones siglas como STEM o STEAM (para esconderlo un poco) en una preparación para la vida laboral es un error. También lo es la existencia de grupos de PMAR, FP Básica, etc. porque se ha invertido mal en etapas anteriores. O, simplemente, por creer que la educación mejorará simplemente por invertir en exclusiva en centros educativos, ratios, etc. La educación nunca puede mejorar si no se actúa también sobre las causas por las que determinados alumnos fracasan. Y esas causas, en la práctica totalidad de ocasiones, son de índole social.

Tampoco va a mejorar la educación que los docentes tengan cuentas en las redes sociales o blogs como éste, se debata sobre el PIN parental o, simplemente, se pretenda poner a un docente como responsable de educación. No, el responsable político de la educación puede ser o no docente. Lo importante es que se rodee de buenos asesores.

Y, finalmente, que ya me estoy quedando espeso sin ideas, la educación nunca va a mejorar si no se aíslan intereses personales/políticos y se intenta tener una visión amplia del objetivo final de la misma que, como repito cada vez más, es que los alumnos aprendan y puedan mejorar la sociedad en un futuro. Ya veis que quizás he finalizado con algo que sí que puede mejorar la educación. Así que, si queréis reformular el post como 19+1 podéis hacerlo. A mí, a estas horas, me da bastante pereza y si habéis llegado hasta aquí sabréis que, con mi mala literatura (sé que no llego a más), he sido aún más incoherente de lo habitual. Toca café…

Que os sea leve pero, para animaros, deciros que por fin es jueves. Y os prometo que en el próximo post voy a ser más optimista. O, al menos, voy a intentarlo 😉

Si te apetece colaborar en mantener el blog o en los proyectos que tengo en mente…
Buy Me a Coffee at ko-fi.com

0 0 vote
Article Rating
Subscribe
Notifica
guest
5 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
Antonio Escolar

Magnifica entrada. Enhorabuena.

IBG

Un master obligatorio creo que si que puede mejorar la educación. ¿Desde cuando la preparación teorica no puede ayudar a comprender un fenómeno?, otra cosa es que algunas universidades lo regalen. Obviamente no dará resultados a corto plazo, pero los profesores nuevos que entran en el sistema tienen mas herramientas y son más conscientes de los problemas que existen.

G.F.R

¿Y los que llevan muchos años no tienen esas y muchas más herramientas y más conciencia de los problemas?

5
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x
Ir arriba
63 Compartir
Compartir63
Twittear
WhatsApp
Email