10 horas y 55 euros

Como habéis podido comprobar los que os pasáis habitualmente por aquí, he hecho remodelación de mi moleskine. Esta vez no he tocado demasiado código “a pelo” y, prácticamente todo lo he realizado con el personalizador que traía el tema que he comprado. La verdad es que es mi primera web en producción, aunque había hecho algunos pinitos en espacios de prueba que tengo, con un tema basado en Elementor como plugin de maquetación visual. Y debo reconocer que ha sido bastante más sencillo de lo que me pensaba ya que, en unas 10 horas he tenido el blog maquetado. Claro que surgirán algunos pequeños fallos que se habrán de corregir pero, por ahora, la cosa está funcionando.

Fuente: ShutterStock

Ha sido el tercer tema que he probado, siempre en su versión gratuita y, debo reconocer que ver lo bien que me ha funcionado ha hecho que adquiera su versión de pago (o pro). Se trata de Phlox Pro, un tema fantástico que trae muchas maquetaciones, tanto de páginas como de secciones (parte de las páginas) prediseñadas. Eso sí, por favor, si subís una demo, acordaos de desactivar el plugin que envía correos cada entrada que publiquéis u os pasará lo mismo que a mí ayer: envío de más de una decena de correos a todos los suscriptores del blog. Apuntado en la libreta técnica (sí, lo apunto todo en una libreta en papel)… jamás empezar una nueva maquetación que implique usar maquetas de terceros sin desactivar Jetpack. Jetpack es ese plugin gratuito que te permite que la gente se suscriba, enviar correos a los suscriptores y analizar el tráfico de la web.

He tenido que configurar la página principal (al final he optado por eliminar el slide, porque no todas las imágenes que subo tienen las medidas adecuadas para no verse pixeladas) en formato blog y decidir, como hago últimamente, quedarme con el formato “grid” (rejilla) para que se vean tres entradas por fila. Me gusta mucho la apariencia visual que da lo anterior en equipos de sobremesa. En móviles, que es donde consultamos la mayoría de la gente los blogs, la lectura es cómoda y el formato “grid” se convierte en entradas individuales.

Los cambios estéticos son apreciables, manteniendo el menú en la parte superior con sus desplegables y, añadiendo para cada entrada un lateral mucho menos cargado que estaba antes. Un apartado de donaciones, uno del perpetrador de esto y un espacio para entradas populares/recientes. Eso sí, lo que no falta nunca es la licencia Creative Commons que tiene todo lo que escribo.  Sé que debo modificar el copyright que aparece al final de la página. A ver si me pongo a lo largo del día de hoy en el asunto.

Un detalle, para suscribirse ahora está debajo de las entradas y, justo debajo de ese botón de suscripción aparecen las redes sociales en las que me podéis encontrar. Reconozco que Facebook lo uso bastante poco, salvo por deferencia a aquellos que están suscritos a una página que creé hace unos años donde voy publicando, conforme lo hago en el blog, los artículos. No, lamentablemente y, al igual que hago en Twitter, lo hago a mano. No hay automatización en ninguno de mis perfiles de las redes sociales.

Hablando de las redes sociales, he tenido que adquirir un nuevo plugin, AccessPress Social Pro (también en su versión de pago), para poder poner esos botones en cada entrada de compartir en Twitter, Facebook, Whatsapp, por correo o imprimir los artículos. La petición de poder imprimir los artículos la tenía encima de la mesa y he podido darle solución con este plugin. Además, a diferencia de lo que había hasta ahora, el compartir es mucho más sencillo ya que se publica automáticamente, si estás logueado y le das a publicar, en la red social que has elegido. Además no disminuye nada la velocidad de carga del blog y esto, para mí, es muy importante. Ya sé que hay posibilidad de compartir desde el tema que he adquirido pero me gusta más este modelo de botones sociales.

Hoy ya está el blog, con la nueva maquetación en producción y mi cuenta corriente con 55 euros menos (lo que ha costado el tema y el plugin). Diez horas de trabajo que creo que han dado sus frutos. Eso sí, como siempre que hago un cambio de estos, espero vuestros comentarios. Me reitero en mis disculpas por si a alguno que estáis suscritos os he embozado vuestra cuenta de correo electrónico.

Un detalle, ya sabéis que siempre pongo la posibilidad de donar con el botón “Buy me a coffee” al acabar cada post. Además, como dice el script prediseñado, aparte de poder ayudar a mantener el blog y sus gastos, también podéis haceros con la contraseña para acceder a los capítulos de mi nuevo libro (y al propio libro cuando esté finalizado). Y por el precio de menos de un litro de horchata  “de la buena” 😉

No me apetece volver a dejar en manos de Google y sus anuncios el mantenimiento del blog. Así que si os apetece colaborar en mantener esto, ya sabéis…

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Responder

avatar
  
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
  Subscribe  
Notifica
You May Also Like